La homeopatía entra en las consultas de Primaria
http://www.elcomercio.es/v/20111106/asturias/homeopatia-entra-consultas-primaria-20111106.html

Semergen destaca el éxito del congreso que reunió a 6.000 médicos y clausuró ayer el director de Atapuerca
Poco a poco, la homeopatía se va haciendo hueco en las consultas médicas de la sanidad pública. En España, 10.000 facultativos de Primaria reconocen que recurren a este tipo de tratamientos. Sobre todo, en casos de pacientes alérgicos y en dolencias crónicas. También para trastornos respiratorios. Así quedó de manifiesto en el congreso que la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) celebró a lo largo de esta semana en Oviedo y que ayer fue clausurado por el director de las excavaciones de Atapuerca, Juan Luis Arsuaga.
Según indicó el doctor Carlos León durante la mesa redonda 'Integración de la homeopatía en el ámbito sanitario', cerca de un 25% de los pacientes optan por terapias homeopáticas. Este facultativo, responsable del servicio de urgencias de Primaria de Puente San Miguel, en Cantabria, explicó que «la seguridad en su uso, la eficacia y la ausencia en general de efectos secundarios hacen que aumente la demanda de los medicamentos homeopáticos por parte del enfermo y también que se incremente la indicación por parte de los profesionales de la medicina». La reticencia que hasta hace algún tiempo mostraban los médicos a la hora de prescribir fórmulas homeopáticas se va disipando. De hecho, son empleadas como alternativa de uso para enfermos polimedicados.
Los medicamentos homeopáticos para tratar la alergia son los más utilizados, puesto que no presentan los efectos secundarios de los corticoides o los antihistamínicos. «Su uso más frecuente es para rinoconjuntivitis alérgica y patologías cutáneas, como eccemas o urticarias, ya que no provocan efectos adversos del tipo de sedación, sequedad de boca o retención urinaria en pacientes con patología prostática que pueden venir derivados del uso de antihistamínicos», aseguró el especialista en alergología del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, Roberto Peltán.
Los profesionales reunidos en el 33 Congreso de Semergen abogaron por introducir esta práctica en las carreras de Medicina, donde ahora no se hace ningún tipo de mención. También instaron a incrementar la formación de los profesionales y a dejar de ver la homeopatía como algo extraño, puesto que para muchas dolencias «tiene una gran utilidad».
Carrera popular de la Salud
Los responsables de Semergen se mostraron ayer altamente satisfechos por el resultado de la macroreunión celebrada en Oviedo y que durante cuatro días congregó en el Palacio de Calatrava a 6.000 facultativos de Primaria de todo el país. Juan Saavedra, presidente del 33 Congreso, indicó que «se presentaron más de 800 ponencias, lo que da cuenta del nivel de actividad y calidad científica del mismo».
El encuentro fue clausurado ayer. Además de la conferencia de Juan Luis Arsuaga que tuvo lugar al mediodía, la cita tocó a su fin con la celebración de la Carrera popular de la Salud, en la que participaron más de 150 corredores; muchos de ellos, médicos participantes en el congreso.

AUTOHEMONOSODE

Dr.Esteban B.Sánchez.

drsanchez.jpg (10733 bytes)

¿La Sangre Cura?
¿Por qué y en qué Enfermedades Actúa?

Su capacidad Autocurativa
Desde que existió el primer hombre y enfermó, trató de curarse echando mano de cuanto elemento vegetal, animal o mineral encontró a su alcance, atribuyéndole la propiedad de curar o al menos de aliviar sus males.


Pasaron por la "botica" de su imaginación, los jugos p infusiones de hojas o raíces, los venenos o secreciones de glándulas u órganos animales, los derivados minerales, posteriormente las combinaciones químicas y hasta la más reciente y actual farmacopea contemporánea que linda ya, según las mas autorizadas opiniones, con la casi perfección, lo que daríamos en llamar la tan ansiada "panacea", "el curalotodo" de la jerga corriente, de lo que aún estamos muy lejos de alcanzar pese a nuestros grandes adelantos y no menos reconocidos esfuerzos en la búsqueda incansable de la curación del enfermo
Lo que ocurre, es que se confunde a diario el término "mejoría" con "curación" y muy frecuentemente todo paciente aquejado de un dolor, cree haber curado su enfermedad, como equivocadamente llama a ese síntoma, tomando una simple aspirina, que en verdad solamente ha calmado o borrado el síntoma dolor, consecuencia final de todo un cuadro clínico mucho más complejo e importante y que es en realidad el que hay que diagnosticar y tratar para poder decir que hemos curado al enfermo.
Por tal motivo, cada vez que nos preocupe un malestar tanto en el orden físico como en el funcional o psíquico, pensemos que algo anormal está ocurriendo en nuestro organismo y no nos contentemos con pensar que fue una simple indisposición por causa digestiva o una contrariedad en el medio ambiente en el que nos desenvolvemos, o tantas otras razones del vivir diario, porque aún así, esas simples motivaciones que aparentemente no tienen más importancia que las que uno le quiere dar, terminan somatizándose, es decir produciendo un espasmo coronario, infarto, ataques de presión, etc. si es que el organismo reacciona en forma aguda; o en el mejor de los casos, cuando la respuesta se hace lenta pero acumulativa, se exterioriza a manera de úlcera gástrica o duodenal, de psoriasis, asma, alergia o tantas otras de las llamadas enfermedades psicosomáticas que día a día van en sorprendente aumento a expensas de las tensiones que vive nuestra sociedad a despecho de la lucha profesional en favor de la solución de estos florecientes cuadros clínicos de origen psíquico.
Nada hace más enfermos que la ansiedad y angustia que vive el hombre en nuestros días.
Fue ampliamente superada la lucha enfermedad-enfermo respecto a las enfermedades infecciosas que otrora tantas vidas cobrara, como así también aquellas relacionadas con fenómenos carenciales y tantas otras que la medicina actual ha sabido superar en forma casi definitiva.
Y porque no decirlo, los sorprendentes beneficios obtenidos por la medicina preventiva gracias a los sueros y vacunas, todos ellos hermanados con la HOMEOPATIA desde sus comienzos, ya que es la capacidad inmunológica del organismo frente al ataque de la enfermedad, la que nos lleva a la superación del mal y merced a esa capacidad autodefensiva llamada por los antiguos Natura Morborum Medicatrix, es que logramos la verdadera curación. Unica en verdad si respetamos las leyes que rigen al universo y al hombre y su natural manera de vivir dentro de él y de sus leyes universales incontrovertibles.
Es por ello que pasaré revista en forma somera y para conocimiento de quienes deseen conocerse más a sí mismo, el porque de la capacidad autocurativa de cada individuo y como lograrla.
Siempre recuerdo la experiencia obtenida en una sala de maternidad hace casi 20 años, inyectando sangre de mujer embarazada de no menos de 5 meses de gestación, en pacientes asmáticos. Los resultados en algunos casos fueron realmente sorprendentes, pero la imposibilidad de continuar mas observaciones por tener que abandonar la sala al iniciarme en mi práctica homeopática, también dejó trunca la posibilidad de haber agotado ése estudio y su real alcance en cuanto a la terapia del asma y su curación por medio de sangre entera fresca, como así se la llama, al ser inyectada apenas obtenida de la vena del dador, pues mucho tiempo antes, ya se trataba el eczema constitucional del niño con sangre de la misma madre, práctica que se abandonó hace tiempo, pero no carente de base científica, aunque aparezca a nuestra vista como un tanto cuenta o cuanto menos mítica a "prima facie" pero que también tuvo sus adeptos, incluyéndome entre ellos.
También, la Autohemoterapia, vieja práctica que tuvo su época, ocupó un lugar importante en la terapia con sangre entera, obtenida del mismo paciente, de la vena del pliegue del codo e inyectada por vía intramuscular, sin que mediara preparación alguna, ni del enfermo, ni de la sangre, ya que la finalidad era utilizar su misma capacidad "Inmunodefensiva" en la búsqueda de su curación. Se la empleaba más específicamente, en las forunculosis y ciertas enfermedades de la piel y alergias en general.
Esta técnica fue abandonada como tantas otras, por no haberse obtenido curaciones que justificaran el uso de la misma.
También con sangre entera de dador sano, se han observado curaciones poco menos que espectaculares en el tratamiento del reumatismo y sus diversas formas clínicas . Esta técnica la perfeccionamos ya, hace veinte años con el Dr. Moia (Médico biólogo, Jefe del Laboratorio del Hospital Diego Thompson de San Martín). Y posteriormente, gracias a la colaboración del los esposos Dres. Amicone, pude emplear la sangre Oxigenada e Irradiada por el método del Dr. F. Wherli, quién utiliza la sangre de dador correctamente seleccionado e historiado, y la somete a una técnica de preparación por medio de una aparato ideado para tal fin, donde la sangre burbujea en un recipiente de vidrio neutro y de tensiones equilibradas donde se aloja una lámpara de rayos ultravioletas con filtro de cuarzo y de baja presión, donde se irradia uniformemente cada una de las burbujas de sangre contenidas en el recipiente.. Bajo la presión balanceada de la cámara surtidos, las burbujas van precipitándose al balón preceptor luego de haberse irradiado, tomando la sangre en este recipiente, su aspecto habitual.
La inyección de ampollas de sangre Oxi-irradiada, actúa merced a la acción de los rayos ultravioletas filtrados sobre la sangre que forma nuevos cuerpos químicos llamados Peróxidos que poseen la propiedad de activar los procesos oxidativos endocelulares, es decir, que actúan como fermentos respiratorios celulares, que a su vez actúan a nivel celular en el paciente a tratar. Este adelanto en la técnica de preparación de la sangre, me permitió obtener resultados hasta entonces jamás logrados, ya que, a la acción inmunodefensiva de la sangre entera, se agregaba la acción profunda a nivel celular como reguladora del equilibrio de los procesos oxi-fermentativos, que al romperse son los que conducen a la lesión tisular y a la enfermedad propiamente dicha.
Y ahora me referiré específicamente a un tratamiento realizado con sangre del propio enfermo y que considero como único en su género, me refiero a una técnica de preparación homeopática de dicha sangre que es inyectada específicamente por vía subcutánea y que actúa merced a su acción dinámica, lograda por medio de una técnica que es patrimonio exclusivo de las preparaciones homeopáticas. Me refiero a la sucusión o dinamización Hahnnemanniana, desconocido para quienes ignoran el valor energético desencadenado por los cuerpos que al frotarse entre sí, desprenden una energía específica para cada uno de ellos y que dicha acción dinámica es capaz desencadenar una acción curativa semejante a la enfermedad a nivel celular y humoral, tal cual lo dijéramos anteriormente al hablar de la pérdida del equilibrio de los procesos oxi-fermentativos y su alteración orgánica consecuente.
Para mi sorpresa, grata desde ya, participé del XLIV Congreso Panamericano de Medicina Homeopática realizado en México en la Facultad Nacional de Homeopatía de ese país, en el que el Profesor Dr. Sanchez Barrera presentara un trabajo realmente excepcional sobre el tratamiento con sangre dinamizada del mismo paciente, en algunas enfermedades como: eczemas, asma, reumatismo, etc. y que acompañara de algunas historias clínicas que corroboraban dichos resultados. La sola mención de mi trabajo publicado hacía 3 años con estudios realizados durante casi 20, despertó un interés inusitado, al punto de tener que leerlo en forma especial y fuera de programa, a pedido de las autoridades del Congreso y los colegas concurrentes al mismo, suscitando toda clase de interrogantes y reconocimientos a la labor realizada "soto-voce" durante tantos años, sin apoyo oficial.
Lo mas positivo de todo esto es que el Dr. Sanchez Barrera en México, a casi 20 años después de iniciadas mis observaciones, da a publicidad un trabajo semejante al mío, ignorando mis experiencias anteriores y reafirmando los resultados recientemente referidos.
La técnica empleada era básicamente la misma, con la diferencia que la del Dr. Sanchez Barrera era de mas baja dinamización, manteniendo siempre la misma en todos los casos, tratando de no repetirla si la mejoría del paciente iba en aumento o se mantenía. En cambio, mi experiencia de varios años de observación me permitió perfeccionar la técnica, empleando dinamizaciones progresivas según la enfermedad a tratar y del estado del individuo enfermo. De ahí el nombre de "Auto-hemo-nosode dinamizado progresivo" que sugerí denominar a esta técnica, pues deja implícito el nombre del material empleado, su origen y la forma de dinamización a emplear.
Básicamente, solo los resultados en función del tiempo nos permiten aseverar sobre cual es la dinamización más adecuada a cada caso y si las más altas, las medianas o bajas nos conducen a la verdadera curación.
Puedo asegurarles que ésta técnica de preparación y los resultados que con ella se obtienen, son realmente sorprendentes. Basta mencionar que no hay enfermedades y por lo tanto enfermos que no obtengan mejoría, ya que la inyección subcutánea de su propia sangre, sometida a una técnica de preparación homeopática en su dinamización adecuada siempre, sin excepción, aumenta sus defensas desencadenando un mecanismo inmunodefensivo y de regulación del equilibrio oxi-fermentativo que lo conduce a la curación, por ser este desequilibrio el que lo llevó a su condición de enfermo.
La técnica es simple, extraer sangre del pliegue del codo y una vez sometida al tratamiento mencionado, inyectarla por vía subcutánea profunda en la región deltoidea, es decir, en la parte superior externa del brazo.
Este tratamiento debe ser repetido semanal, quincenal o mensualmente según la enfermedad a tratar y el estado general del enfermo. Cuanto más crónica sea la enfermedad, más frecuentes las aplicaciones, pero más bajas las dinamizaciones, aunque menor el número total de ellas.
Las personas de edad avanzada responden en forma espectacular a este tratamiento, logrando mejoría no obtenidas por ningún otro sistema terapeútico, aún en los casos de arteriosclerosis con trastornos vasculares profundos, en artrosis, reumatismo y todas las enfermedades propias de la vejez.
El asma y alergias en general, incluyendo los eczemas, aún los más crónicos, responden en forma rápida con mejorías y curaciones casi "milagrosas" teniendo en cuenta la rebeldía a todos los tratamientos y de tan pronta respuesta a éste.
La psoriasis, como así también el reumatismo y muchas enfermedades psicosomáticas y del aparato circulatorio, obtienen resultados realmente inesperados.
También su acción alcanza a las enfermedades del aparato neuroendócrino, comprobándose mejorías y aún curaciones en la diabetes, ciertos tipos de bocio, hipogonadismo y muchos casos de obesidad al regular el metabolismo basal alterado.
Todo esto acompañado por dos factores que para los pacientes crónicos es realmente importante, primero, la pronta respuesta al tratamiento, que sin duda alguna resulta un elemento más en favor de su curación por la fe o confianza que renace en un enfermo por demás escéptico ante los frecuentes fracasos vividos en tratamientos anteriores y segundo, por el bajo costo, ya que la repetición del mismo va en relación directa a la mejoría obtenida, es decir, que a mayor mejoría, mayor el lapso entre cada aplicación. La repetición se hace necesaria cuando la mejoría se hace muy lenta o queda estacionaria. Por el contrario, cuan do dicha mejoría es progresiva y constante, las aplicaciones se van espaciando , para ser repetidas nuevamente cuando se haga necesario un nuevo impulso inmunodefensivo desencadenado por la acción dinámica de una dilusión más elevada, regulación que solamente la experiencia logra controlar en su verdadera magnitud.
Hemos logrado por medio de esta técnica de positiva acción terapéutica de base netamente científica a nivel celular, la comprobación irrefutable de la acción dinámica de las diluciones homeopáticas y la aseveración de que es la reacción vital curativa del propio enfermo, la que lo lleva a su primitivo estado de salud.

MEDNEWS
¿Es la Psiquiatría una disciplina científica o una estafa?
Se inaugura la exposición
PSIQUIATRÍA: ¿SALUD O MUERTE EN VIDA?
El próximo jueves 20 de octubre a las 19,30 horas tendrá lugar en la Avenida Felipe II nº 20 de Madrid la inauguración de la exposición itinerante mundial PSIQUIATRÍA: ¿SALUD O MUERTE EN VIDA? organizada por la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos de España (CCDH) (www.ccdh.es) en la que durante dos semanas –hasta el 5 de noviembre- se podrá disfrutar de una completa exposición  audiovisual de la criminal historia de la Psiquiatría con secuencias históricas poco conocidas y entrevistas a más de 160 médicos, abogados, educadores, expertos y supervivientes de la actual industria de la salud mental (hay imágenes no aptas para menores de edad).
Se trata de una exposición que ha tardado dos años en montarse en la que se denuncian las dramáticas consecuencias de la Psicocirugía, los tratamientos de choque, el internamiento forzoso, las infrahumanas condiciones de las instalaciones psiquiátricas y la injustificable administración de drogas a niños a partir de los 6 meses de edad. Su objetivo es concienciar a la sociedad de los abusos que los psiquiatras de todo el mundo están perpetrando en el ámbito de la “salud mental”. La citada asociación sostiene que detrás de las inexistentes enfermedades mentales se esconde simplemente un negocio de miles de millones de euros.
La exposición cobra plena actualidad ahora que en España el gasto farmacéutico en drogas psiquiátricas tan iatrogénicas como inútiles se ha disparado y se siguen produciendo internamientos involuntarios forzosos tras los cuales se obliga a muchos ciudadanos a recibir  tratamiento psiquiátrico en una clara violación de sus derechos fundamentales. Cabe recordar en ese sentido que son numerosas las denuncias médicas sobre las aberrantes prácticas de los psiquiatras y que existen sentencias de condena que lo demuestran. El 30 de junio de 2006, por ejemplo, el Tribunal Supremo de Alaska reconoció los peligros de los medicamentos psiquiátricos declarando: “Las drogas psicotrópicas afectan a la mente, al comportamiento, a las funciones intelectuales, a la percepción, al humor y a la emoción y son conocidas por provocar un número potencialmente grande de efectos colaterales…” Añadiendo: “Dada la naturaleza y el impacto potencialmente devastador de la medicación psicotrópica (… ) mantenemos que el derecho a negarse a tomar drogas psicotrópicas es fundamental”.
Pues bien, en la actualidad hay decenas de millones de personas a las que se obliga a consumir drogas psiquiátricas, incluyendo ¡17 millones de niños! Cuando ni las llamadas enfermedades psiquiátricas ni los tratamientos que se usan hoy con quienes tienen la desgracia de ser etiquetados con una de ellas están científicamente fundamentadas.
La Psiquiatría aparece ante los ojos del ciudadano como la garante última de la salud mental de la sociedad pero la realidad es que como sistema de diagnóstico y tratamiento se ha convertido en un engranaje más de la enorme máquina de hacer dinero sustentada en la falsa idea imperante de que todo se puede arreglar con fármacos. De hecho en las últimas décadas los psiquiatras y los laboratorios farmacéuticos se han dedicado a aumentar hasta la náusea el número de “enfermedades mentales” y a asegurar que la solución está en tratarlas con fármacos sintéticos cuando ¡ni uno sólo ha demostrado jamás su eficacia!
La Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (CCDH) denunciaría públicamente por ello que en los últimos 40 años han muerto en los hospitales psiquiátricos estadounidenses ¡más norteamericanos que en todas las guerras en las que Estados Unidos ha participado desde 1776!
“Hoy no existe comportamiento, actitud o emoción que no esté catalogada y contemplada en el Manual Diagnóstico y Estadístico para Trastornos Mentales como ‘enfermedad mental’", denunciaJuanjo Melgarejo, presidente de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (CCDH) en Barcelona. Añadiendo: “La propaganda psiquiátrica sobre educación infantil ha acabado engañando a los padres bienintencionados, a los maestros y a los políticos haciéndoles creer que el comportamiento normal de la niñez es una enfermedad mental y sólo con medicación el niño puede recuperar una normalidad que nunca ha perdido”.
Juanjo Melgarejo terminaría declarando  de forma contundente: “O la sociedad acaba con el dañino negocio de la Psiquiatría o ésta y el control farmacológico del comportamiento acaban con la libertad individual y social”.
E-mail: admin@ccdh.es
TF: 91 527 35 08.
Homeópata Madrid. Ansiedad Madrid Psiquiatria y homeopatia.
MEDNEWS

¿Es la Psiquiatría una disciplina científica o una estafa?

Se inaugura la exposición

PSIQUIATRÍA: ¿SALUD O MUERTE EN VIDA?

El próximo jueves 20 de octubre a las 19,30 horas tendrá lugar en la Avenida Felipe II nº 20 de Madrid la inauguración de la exposición itinerante mundial PSIQUIATRÍA: ¿SALUD O MUERTE EN VIDA? organizada por la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos de España (CCDH) (www.ccdh.es) en la que durante dos semanas –hasta el 5 de noviembre- se podrá disfrutar de una completa exposición  audiovisual de la criminal historia de la Psiquiatría con secuencias históricas poco conocidas y entrevistas a más de 160 médicos, abogados, educadores, expertos y supervivientes de la actual industria de la salud mental (hay imágenes no aptas para menores de edad).


Se trata de una exposición que ha tardado dos años en montarse en la que se denuncian las dramáticas consecuencias de la Psicocirugía, los tratamientos de choque, el internamiento forzoso, las infrahumanas condiciones de las instalaciones psiquiátricas y la injustificable administración de drogas a niños a partir de los 6 meses de edad. Su objetivo es concienciar a la sociedad de los abusos que los psiquiatras de todo el mundo están perpetrando en el ámbito de la “salud mental”. La citada asociación sostiene que detrás de las inexistentes enfermedades mentales se esconde simplemente un negocio de miles de millones de euros.


La exposición cobra plena actualidad ahora que en España el gasto farmacéutico en drogas psiquiátricas tan iatrogénicas como inútiles se ha disparado y se siguen produciendo internamientos involuntarios forzosos tras los cuales se obliga a muchos ciudadanos a recibir  tratamiento psiquiátrico en una clara violación de sus derechos fundamentales. Cabe recordar en ese sentido que son numerosas las denuncias médicas sobre las aberrantes prácticas de los psiquiatras y que existen sentencias de condena que lo demuestran. El 30 de junio de 2006, por ejemplo, el Tribunal Supremo de Alaska reconoció los peligros de los medicamentos psiquiátricos declarando: “Las drogas psicotrópicas afectan a la mente, al comportamiento, a las funciones intelectuales, a la percepción, al humor y a la emoción y son conocidas por provocar un número potencialmente grande de efectos colaterales…” Añadiendo: “Dada la naturaleza y el impacto potencialmente devastador de la medicación psicotrópica (… ) mantenemos que el derecho a negarse a tomar drogas psicotrópicas es fundamental”.

Pues bien, en la actualidad hay decenas de millones de personas a las que se obliga a consumir drogas psiquiátricas, incluyendo ¡17 millones de niños! Cuando ni las llamadas enfermedades psiquiátricas ni los tratamientos que se usan hoy con quienes tienen la desgracia de ser etiquetados con una de ellas están científicamente fundamentadas.

La Psiquiatría aparece ante los ojos del ciudadano como la garante última de la salud mental de la sociedad pero la realidad es que como sistema de diagnóstico y tratamiento se ha convertido en un engranaje más de la enorme máquina de hacer dinero sustentada en la falsa idea imperante de que todo se puede arreglar con fármacos. De hecho en las últimas décadas los psiquiatras y los laboratorios farmacéuticos se han dedicado a aumentar hasta la náusea el número de “enfermedades mentales” y a asegurar que la solución está en tratarlas con fármacos sintéticos cuando ¡ni uno sólo ha demostrado jamás su eficacia!


La Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (CCDH) denunciaría públicamente por ello que en los últimos 40 años han muerto en los hospitales psiquiátricos estadounidenses ¡más norteamericanos que en todas las guerras en las que Estados Unidos ha participado desde 1776!

“Hoy no existe comportamiento, actitud o emoción que no esté catalogada y contemplada en el Manual Diagnóstico y Estadístico para Trastornos Mentales como ‘enfermedad mental’", denunciaJuanjo Melgarejo, presidente de la Comisión Ciudadana de Derechos Humanos (CCDH) en Barcelona. Añadiendo: “La propaganda psiquiátrica sobre educación infantil ha acabado engañando a los padres bienintencionados, a los maestros y a los políticos haciéndoles creer que el comportamiento normal de la niñez es una enfermedad mental y sólo con medicación el niño puede recuperar una normalidad que nunca ha perdido”.

Juanjo Melgarejo terminaría declarando  de forma contundente: “O la sociedad acaba con el dañino negocio de la Psiquiatría o ésta y el control farmacológico del comportamiento acaban con la libertad individual y social”.

E-mail: admin@ccdh.es

TF: 91 527 35 08.

Drenaje con Homeopatía

El drenaje tiene como objetivo eliminar regularmente las toxinas del organismo. Los remedios drenadores son remedios de estimulación orgánica, que actúan sobre regiones particulares, pero que a menudo también pueden actuar específicamente sobre la eliminación de ciertos productos.

Remedios drenadores:

- remedios drenadores propiamente dichos.
- remedios que actúan sobre el trastorno funcional del enfermo; drenaje funcional
- remedios de fondo que actúan profundamente sobre el terreno del paciente

1. Drenajes orgánico y funcional: Sus acciones se entremezclan

a) DRENADORES HEPATO-RENALES.

- SOLIDAGO
- BERBERIS

b) DRENAJE HEPATO-VESICULAR

- CARDUUS MARIANUS: descarga biliar
- CHELIDONIUM: Dolor de espalda de origen biliar
- TARAXACUM: estreñimiento por insuficiencia hepático-vesicular
- BERBERIS: cólicos hepáticos.
- CHIONANTHUS VIRGINIANA: Hepatomegalia con dolores profundos y subictericia.
- MYRICA: dolores punzantes hepáticos, anorexia. Enfermos con patología postprandial, con pesadez.
- PTELEA: sensación de hinchazón hepática, no se comprueba nada en la clínica.

c) DRENAJE HEPATO-BILIO-DlGESTIVO.

a) con estreñimiento

- HYDRASTIS: Dolor agudo intermitente, irradiación del dolor hacia la espalda.
- MAGNESIA MURIATICA: Hígado sensible a la palpación.
- BRYONIA: gran remedio del lado derecho, con dolores agudos.

b) con diarrea

- CHINA: hígado y bazo
- PODOPHYLLUM: importante drenador hepático. Diarreas asociadas a vómitos, dolores asociados a hipocondrio derecho.
- LEPTANDRA: peso en el hígado y estómago a la vez.
- YUCCA: paciente crónico con congestión y diarrea.
- MERCURIUS SOLUBILIS Y DULCIS: dolor muy fuerte que corta la respiración. Buenos drenadores en estado de esclerosis, a menudo en estados de inflamación aguda.
- RICINUS COMUNIS: congestión, náusea, subictericia, con gran irritación intestinal, sobre todo en niños y ancianos. Individuos con insuficiencia hepática, subictéricos, que presentan hipertensión portal leve, con hemorroides, angiomas cutáneos. Es un buen drenante en caso de hepatalgias con sensación de peso en el estómago.

2) Drenaje general

a) Remedios generales

- sobre mucosas: PULSATILLA E HYDRASTIS
- sobre el recto: SCROFULARIA
- sobre el hígado: CARDUUS MARIANUS Y SOLIDAGO
- sobre el páncreas: SENNA, IRIS VERSICOLOR, NATRUM
MURIATICUM
- sobre los riñones: BERBERIS, FORMICA RUFA, SOLIDAGO
- sobre el útero: HYDRASTIS, SENECIO, HELONIAS, PULSATILLA
- sobre el bazo: CEANOTHUS, BRYONIA, PULSATILLA, NUX

VOMICA, IGNATIA Y RUS. TOX.

b) Remedios específicos de drenaje general

- BRYONIA: articulaciones, coriza
- PULSATILLA
- NUX VOMICA
- IGNATIA
- RHUS TOX.

Con acción sumamente rápida

- ABROTANUM (delgados) (tuberculínicos)
- APIS ( congestión, inflamaciones agudas )
- ARUM TRIPHYLLUM: remedio de las anginas con aspecto de loncha de carne asada, roja, labios secos que se agrietan a nivel de la comisura labial, con llagas o úlceras.
- FERRUM PHOSPHORICUM: (congestión en mucosas y fiebre). Buen drenante en los estados gripales cuando la fiebre es superior a los 38 grados, sobre todo asociado a GELSEMIUM.
- TUSSILAGO: buen drenante pulmonar, en procesos agudos.

c) Drenaje específico de determinadas alteraciones clínico-funcionales

- SOLIDAGO
- BERBERIS
- CHINA
- BARYTA MURIATICA: arteriosclerótica.
- AMMONIUM MURIATICUM: azotemia.
- ACIDUM URICUM: albuminuria y azotema
- SENNA: acetonemias ( asociarlo a Lycopodium)
- SENNA MÁS BELLADONA: si hay congestión por vómitos o diarreas.
- CUPRUM ARSENICOSUM: niños con acetonemia, fiebre, convulsiones y agitación.
- ALOE: para el ácido oxálico.
- URTICA: para el ácido úrico.

- SENECIO: Para el azúcar.

d) Drenaje para la acción antitóxica general:

- PHOSPHORUS: en caso de intoxicación general post anestésicos.Si el paciente refiere que desde entonces su memoria no se ha recuperado. También en la degeneración grasa del higado. También se puede usar CHAMOMILLA
- LYCOPODIUM: para la esfera hepática.

RESUMEN DE LOS REMEDIOS DRENADORES

l) REMEDIOS DE DRENAJE HEPÁTICO

A) SOLIDAGO
B) CARDUUS MARIANUS
C) CHELIDONIUM MAJUS
D) TARAXACUM DENS LEONIS
E) CHINA RUBRA

2) REMEDlOS DE DRENAJE RENAL

A) SOLIAGO es más renal que hepático
B) BERBERIS
C) CHIMAPHILA
D) FORMICA RUFA
E) PAREIRA BRAVA
F) SARSAPARRILLA

Los drenadores hepáticos y renales son los más importantes, pero también existen remedios de drenaje selectivo de órganos que conviene recordar:

ESTÓMAGO: CONDURANGO Y ORNITHOGALLUM: úlceras gastroduodenales que pueden evolucionar.
MUCOSAS: HYDRASTIS.
PÁNCREAS: CHINA, URANIUM NITRICUM, SYZYGIUM, JAMBOLANUM, TARAXACUM.
PIEL: BERBERIS, CHELIDONIUM, SAPONONARIA, VIOLA TRICOLOR, MAHONIA, ZEA ITALICA.
RECTO: RATHANIA.
VENAS: HAMAMELIS, AESCULUS
ARTERIAS: PHYTOLACCA.

ARTERIAS Y VENAS: CROTALUS, LACHESIS.

DILUCIÓN: TODOS LOS DRENADORES SE UTILIZAN ENTRE LA D8 Y LA 5 CH

Homeopata Madrid. Homeopatia Madrid. Medico Homeopata Madrid.

"Tal vez debería haber arrojado los datos a distancia"

Jacques Benveniste, 1935-2004

Por ser un científico y creer en sus datos que no podía.

El Agua Tiene Memoria?

La "memoria del agua" es una frase popular que se asocia sobre todo con la homeopatía y Jacques Benveniste [1] y otros a raíz de su trabajo de investigación de alergia [2]. Estos equipos de investigación informó de que los solutos sometidos a un tratamiento físico secuencial y la dilución muestran efectos biológicos diferentes de los que aparentemente el uso de agua sólo los empleados de la dilución. El tema ha atraído una gran controversia con muchos científicos simplemente rechazar de plano sin estudiar las pruebas. El tema ha sido recientemente objeto de una serie de artículos en la revista Homeopatía (julio, 2007) C y ha sido revisado [3]. Aunque hay mucho apoyo para el agua que muestra las propiedades que dependen de su transformación previa (es decir, el agua tiene un efecto de memoria), la evidencia experimental indica que estos cambios se deben principalmente a cambios en la superficie de solutos y se produzcan durante este proceso. Los fenómenos de la memoria corroborada experimentalmente no puede tomarse como el apoyo a los principios básicos de la homeopatía, aunque se pueden explicar algunos de los efectos 3.

¿Es el agua especial?

La principal prueba contra el agua con una memoria es la de la muy corta (PS) la duración delos enlaces de hidrógeno entre las moléculas de agua [4]. Es evidente que en ausencia de otros materiales o superficies (véase más adelante), el patrón específico de los puentes de hidrógeno alrededor de un soluto no persiste cuando el soluto se extrae más de lo que sería un grupo en torno a cualquier molécula de agua especificado, o bien el agua no se sabe cuál de su miríada de solutos pasado tuvo preferencia. De hecho, los átomos que forman la molécula de agua sólo permanecen juntos alrededor de una milésima de segundo en el agua líquida debido al intercambio de protones (véase la ionización del agua). Un estudio reciente muestra que la RMN no estable (> 1 ms,> 5? M) agrupaciones de agua se encuentran en los preparados homeopáticos [5]. Cabe, sin embargo, se observó que la duración de los enlaces de hidrógeno no tiene control sobre la vida de los grupos de la misma manera que una ola del mar pueden cruzar el océano, quedando como una onda y con la dependencia de su historia, pero con su contenido molecular continua cambiando. Además, la concentración de equilibrio de los grupos se rigen por la termodinámica no cinética.

Un documento de extraordinario escrito por el premio Nobel de Luc Montagnier, ha demostrado efectos de memoria en soluciones acuosas de ADN que dependen de las interacciones con el fondo del campo electromagnético. Estos efectos requieren el tratamiento previo y la dilución de las soluciones y se explican como fenómenos de resonancia con nanoestructuras derivados de la DNA y el agua [6].

Cuando se aplica a la homeopatía, la "memoria del concepto de agua" debería extenderse también a la memoria de los preparativos de etanol acuoso, que también se utilizan. La adición de etanol al agua añade un área más importante de la complejidad. Soluciones de etanol en forma de agua que están lejos de ser ideal y muy lento para que se equilibre [7].Aunque generalmente se considera una sola fase, estas soluciones pueden contener varias fases [8] y, más generalmente consisten de una mezcla compleja dominada por el agua-agua y etanol agrupaciones de etanol, donde los puentes de hidrógeno es más larga duración que en el agua solo [9] . También están a favor nanobubble (es decir, nanocavity) la formación [10]. Así, el comportamiento peculiar de soluciones acuosas (como más discutidos en esta página) se acentúa por la presencia de etanol.

...continúa leyendo "El Agua Tiene Memoria?"

LA GENTE DEL MUNDO DE LA MATERIA MEDICA

Libro completo: LA GENTE DEL MUNDO_F.E. Gladwin, M.D., H.M.


Cuadro de texto: Similia Similibus Curantur

Cuadro de texto: Una Materia
Médica
Comparada

Dr. Honorato del Portillo

Por: F.E. Gladwin, M.D., H.M.

PUBLICADO EN LA INDIA POR:      FARMACIA NACIONAL HOMEOPATICA

(NATIONAL HOMEOPATHIC PHARMACY)

1, Hanuman Road, New Delhi ? 1

PUBLICADO EN MEXICO POR:           FARMACIA CENTRAL  HOMEOPATICA, S. De R.L.

Independencia 59-C, México, D.F.

TRADUCIDO POR:
Profra. Carlota Mustieles y Peña

Cap. José Manuel Mayrén I.

Dr. Honorato del Portillo Ponce

Con la coordinación y notas

Del Dr. Honorato del Portillo Ponce

-          Profr. De Obstetricia Eutócica de la Escuela

Libre de Homeopatía de México.

-          Miembro de la Academia de Profesores de la misma.

-          Miembro de la Asociación Homeopática

"Dr. Leonardo Jaramillo Morales"

LA GENTE DEL MUNDO DE LA MATERIA MEDICA

UNA MATERIA MEDICA COMPARADA

Por

F.E. GLADWIN, M.D., H.M.

Miembro de la Asociación Internacional Hanhemanniana.

Miembro del Instituto Americano de Homeopatía.

Miembro de la Sociedad Homeopática Estatal de Pennsylvania.

Miembro del cuerpo de Médicos del Hospital Homeopático del Sur de la Mujer.

Exprofesora de Enfermedades Infantiles en la Escuela de Post-graduados de
Homeopatía.

INDICE

¯      PROLOGO A LA EDICIÓN INGLESA

¯      PROLOGO A LA EDICIÓN ESPAÑOLA

¯      LA LEYENDA DE LYCOPODIUM Y PULSATILLA

¯      ARGENTUM NITRICUM

¯      UNA BODA EN LA ALTA SOCIEDAD

¯      CALCAREA PHOSPHORICA

¯      CALCAREA SULPHURICA

¯      LA REUNION DE LA FAMILIA PHOSPHORUS

FERRUM PHOSPHORICUM

¯      UN DIA DE ACCION DE GRACIAS EN LA CASA DE LA

ABUELA CARBO

¯      NAVIDAD CON LOS CROCUS

¯      PSORINUM Y SULPHUR

¯      SABADILLA

¯      PLUMBUM

¯      LA LEYENDA DE SEPIA Y SILICEA

¯      ESA GENTE DEL OTRO LADO DE LA BARDA

¯      SOBRE UNOS VECINOS QUE NO ERAN MUY AMISTOSOS

¯      HEPAR, EL PACIFICADOR

¯      MERCURIUS, SULPHUR Y CINNABARIS

¯      CONIUN MACULATUM

¯      CONIUM Y EL CANCER

¯      VISITA A UN SANATORIO

¯      LA VISITA DE PAPA HOMEOPATIA AL HOSPITAL

PRISIÓN DEL ENEMIGO

¯      DE LA FORMA EN QUE LOS IODUS MOSTRARON SU

PATRIOTISMO

¯      UN DIA EN EL AZUL OCÉANO

¯      LA REUNION DE LA SOCIEDAD HOMEOPATICA ESTATAL

EN EL BOSQUE DE LA MATERIA MEDICA

Este trabajo indudablemente aparecerá de dos maneras: como un regalo y como
algo sorpresivo al lector: pudo haberse intitulado también:

LA FAMILIA HOMEOPATICA QUE INTEGRAN EL MUNDO MEDICO

Se trata de un bosquejo, un boceto en color para todos aquellos que aman a
la Homeopatía. Fue recopilado para mí por mi amada y respetada Profesora la
Dra. Gladwin de Philadelphia, quien lo escribió como algo que pudo ser
llamado un "hobby homeopático". Yo atesoro afectuosamente este legado que
ella me donó ya que en él se refleja no sólo su conocimiento homeopático y
su vasta habilidad en este campo, sino también el gran entusiasmo
contagioso con el que siempre trabajó en esta especialidad que eligió para
realizarse.

Ella dedicó este trabajo a pesar de haber sido el más joven de sus
discípulos, por lo que le viviré eternamente agradecido ya que a través de
sus enseñanzas fui capaz de asimilar todo lo concerniente a esta notable
terapéutica.

En realidad, la Doctora nunca tuvo la intención de que este trabajo fuera
publicado, sólo quería que su alumno favorito lo considerara como una
expresión, enteramente personal, de su afecto. Pero ahora, después de 50
años consagrados a una práctica incesante de la Homeopatía y a la amigable
insistencia de mi excelente alumno, Dr. Diwan Harish Chand, de Nueva Delhi,
estuve de acuerdo en ponerlo a disposición primero, de los lectores de
habla inglesa y en particular, de nuestros colegas de la India quienes
siempre fueron amables, siempre hospitalarios y con quienes tengo una deuda
de gratitud.

En esta recopilación, cada remedio está descrito como una verdadera persona
y está presentando en la forma de una pequeña película animada. Además de
las características individuales, descubrimos las propiedades de varios
medicamentos homeopáticos, los cuales hemos realizado diariamente y que nos
han permitido realizar maravillosas curaciones.

Mi deseo es que el lector aprecie el grado de conocimientos de la Dra.
Gladwin, el amor a su elegida profesión y su gran competencia en la Materia
Médica, lo cual está reflejado en la forma realista, calcada de la vida
diaria en la que ella retrata para nosotros a los amigos, parientes y todas
las demás personas que conocemos y con quienes, de alguna manera, nos
relacionamos en nuestra vida cotidiana.

Estas semejanzas, tan vívidamente pintadas, permitirán al homeópata
estudiar y disfrutarlas para así guardar en la mente un retrato realmente
inolvidable y considerarlas como amigas indispensables.

Ojalá que esta recopilación guíe el cada vez más grande entusiasmo de los
doctores en Homeopatía de cualquier parte del mundo en su esfuerzo por
incrementar sus conocimientos de tanto la letra como del espíritu que
tienen nuestros valiosos remedios homeopáticos.

Dr. P. Schmidt.

Ginebra, Suiza

"  A James Tyler Kent, M.D., quien con amable paciencia me condujo dentro
del mundo de la Materia Médica y me familiarizó con su gente, este trabajo
está gratamente dedicado."

PROLOGO A LA VERSIÓN ESPAÑOLA

Un día que esperábamos "manosear" el repertorio, como práctica homeopática,
en el Grupo Placebo, con el maestro David Flores Toledo, uno de sus
inquietos alumnos, el catalán Salvador Cabré, nos traducía un párrafo de
entre las joyas bibliográficas que guarda la amplia biblioteca y nos
deleitó con un pasaje de Pulsatilla y Lycopodium. Desde ese día pensé en
leer todo el libro y traducirlo para ponerlo al alcance de todos los
amantes de la Homeopatía y la literatura.

Fue un trabajo laborioso por la necesidad de respetar los conceptos y el
sentido de cada palabra, de acuerdo al repertorio y al lenguaje
homeopático, que es básico para la buena indicación. Había que hacerlo
entre consulta y consulta o al final, luego corregir y mecanografiar,
volver a corregir y por fin estaba terminado. Quizá aún tenga algún
errorcillo pero espero sea de máquina y no de concepto y mucho menos de
esencia.

Esta recopilación de la Dra. Gladwin, es con mucho una singular obra, es la
manifestación artística de un arte (es la manifestación poética de una
ciencia-arte) y eso solo se puede hacer dominando la materia y teniendo
cariño por los medicamentos hasta verlos como personas, como pacientes, de
la misma manera como debemos ver a nuestros propios pacientes, con respeto,
cariño y dedicación. Es estos pocos capítulos con la personificación de
algunos medicamentos homeopáticos podemos verlos vivir, los oímos hablar de
sus síntomas característicos en el transcurso de cada historieta que
facilita enormemente su retención en la memoria; podemos así recordar más
fácilmente quien es Calcárea, Arsenicum, el enojón Nux y el sucio Sulphur,
las festivas Tarentulas y el pobre Plumbum degenerado siempre.

Ojalá gocemos aprendiendo y aprendamos a gozar los medicamentos y quizá,
Dios quiera, haya algún "Gladwin" de habla hispana que pueda y quiera
ampliar estas narraciones de la familia homeopática.

Dr. Honorato del Portillo

LA LEYENDA DE LYCOPODIUM Y PULSATILLA...

Si me preguntan, de donde viene esta historia,

De donde vienen esta leyenda y esta

Tradición,

que tiene el olor del bosque,

que tiene el rocío y la humedad de la pradera

les contestaría, les diría,

que viene de los bosques y las praderas,

que viene de los grandes lagos de las

tierras del norte,

que viene de las montañas, de los páramos y

de las ciénegas;

el buen viento del noroeste, llamado

Keewaydin,

amablemente me trajeron esta historia,

cantaron suavemente acerca de Pulsatilla,

cantaron la canción de Lycopodium y

la tímida Pulsatilla.

* - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * -
*

La repito como la escuché, de los labios de los músicos.

Cuando la Primavera llegaba a las praderas del Oeste, cada año, traía
consigo a una doncella de cabellos dorados y ojos azules quien bailaba todo
el día entre los pastos. Los niños siempre observaban a esta doncella que
parecía una hada, cuando vieron su sombrero color púrpura y su vestido
verde entre los pastos, se tomaban de las manos con deleite porque creían
que la pequeña y hermosa Pulsatilla vivía y bailaba bajo la luz del sol
sólo para complacerlos con su belleza. Poco sabían ellos de la utilidad de
ella, jamás soñaron con la responsabilidad que recaía sobre sus hombros.
Cuando la Primavera continuaba su viaje hacia el noroeste llevándose a la
pequeña Pulsatila consigo, los niños lloraban su partida y pacientemente
esperaban a que regresara de nuevo.

En la tierra del norte vivía un fuerte y resuelto vagabundo a quien sus
amigos llamaba Lycopodio, aunque su verdadero nombre era Lycopodium. Los
niños lo querían mucho también y nunca se cansaban de acariciar su suave
abrigo verde. Vestido con una gorra verde brillante y un abrigo verde
oscuro aterciopelado, vagabundo por los bosques durante todo el verano y
otoño buscando a Pulsatilla y cuando no la podía encontrar se ponía
melancólico, se escondía debajo de las hojas, a la sombra de los peñascos y
lloraba y nada lo consolaba.

A las cuatro de la tarde, cuando el sol se hundía en el oeste, su pena
parecía más grande de los que él podía soportar y no se calmaba hasta
después de las ocho de la noche. Sufrió tanto que se volvió malhumorado y
arisco, les dio la espalda a todo los que lo amaban y ni siquiera veía a
sus amigos o a su familia.

Un día cuando lloraba solo en su escondite, oyó un pájaro cantar en la
punta de un árbol, era el primer saludo de la Primavera y el viento del
sur, lo sacudió gentilmente diciéndole: "Despierta Lycopodium porque la
primavera y Pulsatilla ya vienen". Entonces, Lycopodium se levanto y
descubrió que sus ropas estaban cafés y raidas, pero se colocó bajo el sol
brillante y pronto vistió su abrigo verde oscuro de terciopelo y su suave
gorra verde brillante y corrió a la orilla del bosque a esperar impaciente
a Pulsatilla.

Ahora Lycopodium se comportaba algunas veces altanero y arrogante pero en
cuento estuvo en presencia de Pulsatilla, perdió toda su confianza en sí
mismo. No podía hablarle porque siempre se le olvidaban las palabras que
necesitaba para expresar sus pensamientos correctamente así que se puso a
observarla tímidamente desde el claro.

Pulsatilla era una pequeña doncella muy cambiante, en un momento era toda
sonrisa y al siguiente, toda lágrimas. Ciertamente que esta disposición
suya era lo que la hacía atractiva a Lycopodium. Cuando ella sonreía, el
reía, cuando ella estaba triste, él se ponía melancólico. Ella era muy
tímida para hablarle a él y él a su vez, era muy corto para hablarle a ella
así que se miraban de reojo tímidamente el uno al otro y así se hicieron
amigos.

Hubo un día en que Pulsatilla no sonrió, ni miró a Lycopodium, sino que se
sentó aparte muy sola y se lamentó y lloró con las manos entrelazadas en su
regazo. A Lycopodium le pareció que estaba viendo la personificación de la
desesperación. Se sintió profundamente alterado y con lágrimas en los ojos
y fue a consolarla. A Pulsatilla le gustaba ser confortada y teniendo una
disposición complaciente, le siguió apresurada hacia las frescas sombras
del bosque. Ambos disfrutaban del aire fresco y se sentaron junto a su
viejo amigo Silicea; Fue entonces que Pulsatilla le dijo a Lycopodium la
causa de su dolor. Al parecer en sus viajes cada año, ella había observado
los sufrimientos de las naciones y había llorado por ellos llena de
compasión hasta que el Gran Dador de Leyes le había ordenado que curara a
la gente. Ella había aceptado el mandato aunque sabía que una doncella tan
pequeña y tímida nunca podría realizar una tarea tan grande; había
descubierto que aunque había algunos a los que podía curar, había otros a
los que sólo podía mejorar mientras que había otros a los que no podía
ayudar en nada y lloraba porque no podía obedecer el mandato del Gran Dador
de Leyes completamente. Acababa de ver uno que sufría de reumatismo, se
había enfriado por haberse mojado, los dolores brincaban ahora aquí luego
allá, le empeoraban en la tarde y noche hasta la media noche; empeoraba con
el calor de la habitación con el clima húmedo y cuando se sentaba. Se
mejoraba cuando se movía lentamente y cuando estaba al aire libre. Ella
podía curarlo pero había conocido a otros muy parecidos a éste a quienes no
podía ayudar. En ese momento. Rhus quien estaba columpiándose en una rama
más arriba a la que había trepado, gritó, "Cuando encuentres aun fulano muy
parecido a ese que sólo se mejora en un cuarto caliente, se empeora cuando
empieza a moverse y se mejora con el movimiento continúo, déjalo en paz y
mándamelo a mí, yo lo curaré por ti". Pulsatilla, aunque algo sorprendida
por una promesa de ayuda de una fuente tan inesperada, comenzó a sentirse
un poco aliviada porque probablemente el mandato recibido aún podía ser
totalmente obedecido.

Después les platicó que a menudo después de había aliviado un estado agudo,
se encontraba con una condición crónica que existía previamente y en la que
ella no podía ayudar. Estos pacientes tenían articulaciones gotosas y como
Rhus había dicho, se empeoran al comenzar a moverse y se mejoran con el
movimiento continuo. Rhus comenzó a ponerse inquieto cuando oyó que esta
condición era crónica ya que él había intentado en vano curar a muchos de
esos pacientes, pero Lycopodium sabiendo que todos esos casos entraban en
su terreno de acción, dijo a Pulsatilla que ella hiciera lo que pudiera con
ellos en su etapa aguda y que luego se los pasara a él y que complementaría
la cura, al escuchar esto Pulsatilla le dio las gracias tan efusivamente
que se le derramaron las lágrimas. En cambio las lágrimas de Pulsatilla
habían desaparecido completamente ya que comenzó a comprender que había mal
interpretado el mandato y que había entender que ella sólo debía hacer lo
que ella podía por salvar a la gente.

Mas confortada, continuó hablando de los problemas de garganta que había
encontrado. Cuando la garganta se siente despellejada, el tragar es difícil
y hay una sensación de hinchazón, si el paciente tenía una disposición como
la de ella, podía curarlo pero había casos muy similares que comenzaban en
el lado derecho y se pasaban al izquierdo en los que ella no podía hacer
nada. Entonces Lycopodium dijo que cuando encontrara alguien a quien su
problema comenzara en la nariz y se pasara al lado derecho de la garganta o
comenzara del lado derecho y se fuera al izquierdo, él mismo se haría cargo
del paciente y aún más, casi cualquier problema, tal como dolor de cabeza,
dolor en el ojo, dolor en la amígdala, difteria, dolor en las glándulas
mamarias, dolor en el ovario y afecciones reumatoideas que comenzaran en el
lado derecho y se pasaran al izquierdo, él gustosamente los curaría por
ella. Justo en ese momento Lachesis, se arrastró entre el pasto hasta sus
pies y se detuvo para decirles que cuando esos problemas comenzaran en el
lado izquierdo y se pasaran al derecho, ella se haría cargo de la cura,
muchas veces ella podía terminar un caso en el que Lycopodium hubiera
estado trabajando y que no pudiera terminar.

Entonces Pulsatilla relató casos de consunción que le habían preocupado.
Cuando fue a trabajar con ellos en el deseo de ayudar se encontró que si
había: una tos suelta por la mañana y seca por la noche, dolor de pecho,
expectoración verde amarillenta, sensación de ahogo, arqueo, si la tos
empeora al acostarse, se mejora sentándose y en un cuarto frío, se empeora
la sofocación recostándose y mejora sentándose derecho y si empeora en
cuarto caliente, ella generalmente podía hacerlo sentir más confortable
pero algunas veces en lugar de aliviarlo el paciente se ponía mucho peor.
La tos suelta de la mañana, se volvía una tos seca, la expectoración se
suprimía y el paciente moría sufriendo, a pesar de las angustias de
Pulsatilla.

Aquí, Stannum, quien cuando la conversión se dirigió hacia el tema de la
tisis, había asomado la cabeza y escuchado muy interesado y le dijo a
Pulsatilla que cuando tuviera un problema como ese, enviara por él y
corregiría lo que ella hubiera hecho y tal vez le diera al paciente un
nuevo grupo de síntomas de los que alguien más pudiera hacerse cargo y
curar el caso. Lycopodium le dijo que en esos casos avanzados de tisis en
los que había tos por la mañana con expectoración verde, dolor en el pecho
al toser y después de una inspiración profunda, respiración corta y rápida
con movimiento de las alas de la nariz, frente arrugada, arena roja en la
orina, fiebre héctica, sudoraciones profusas por la noche que se empeoraban
a las cuatro de la tarde, él ayudaría al paciente por ella.

Aquí Tuberculinum hizo una pausa en su vuelo para decirles que él podía
ayudar en más cosas que todos ellos juntos. El podía ponerlos en una
condición tal que alguien más pudiera continuar con la cura. Tuberculinum
es un tipo muy jactancioso.

Hay otra clase de pacientes que preocupan mucho a Pulsatilla son aquellos
que se han desviado de la línea recta de la moralidad. Ella siente una gran
aversión por ellos y se pregunta si vale la pena salvarlos, pero el Gran
Hacedor de Leyes había dicho "ve y cura a los enfermos" y con eso le había
enviado a curar incluso a esos. ¿Qué derecho tenía ella a rehusarse? Así
que cuando vienen a verla con frecuentes deseos de orinar, pero que no
pueden, dolores cortantes durante la micción, tenesmo, ardor en la uretra
durante y después de la micción, orinando gota a gota y seguido de gotas de
sangre, un flujo verde amarillento de la uretra, pacientes que además de
eso se sienten bien al aire libre y que tienen y que tienen una posición
condescendiente, ella los cura. A menudo estas gentes tratan de curarse a
sí mismas van a ala farmacia por medicina y tienen éxito en suprimir el
flujo y la mayor parte de los síntomas. La orquitis, se desarrolla y no
sabiendo qué hacer después, vienen con Pulsatilla en busca de ayuda y ellas
les cura también.

En algunos de estos casos, especialmente después de que la supresión ha
sido causada por Copaiba, la orquitis se vuelve crónica. Lycopodium
prometió hacerse cargo de todos esos casos en los que se abusó y se dio al
abandono y en los que había dolor en el perineo al sentarse, orina profusa
por las noches, escasa durante el día y que quema las partes por donde
pasa. En los que una pequeña cantidad de orina en la vejiga causa dolor en
la espalda el cual se aminora después de pasar la orina, también cuando hay
un continuó deseo de orinar pero no sale nada, agrandamiento de la próstata
y que aparecen escrofulaciones blancas las cuales están agrietadas.

Y así fue como Pulsatilla les contó la historia de sus tribulaciones y en
la que se descubrió que Lycopodium podía casi siempre ayudarla en sus
dificultades y cuando él fallaba y ambos se encontraban "dando tumbos en la
oscuridad" otros esperaban para hacer el bien que éstos no daban. Y desde
entonces cuando Pulsatilla iba a curar enfermos, era seguida por su buen y
honesto Caballero, el vagabundo de las tierras del norte, Lycopodium.

En nuestros días nos dicen que están trabajando por "la cura de las
naciones".

* - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * -
*

Con esta hermosa alegoría donde empieza a narrar el habitat de cada uno de
los dos protagonistas y sus características morfológicas, hace la
comparación de ambos remedios y enseña la forma de ayudarse unos de otro y
apoyarse en otros que aparecen como la serpiente Lachesis o el árbol Rhus,
a la vez que nos marca sus principales síntomas.

ARGENTUM NITRICUM

Había una vez un caballero muy galante llamado Nitric Acid y la dama de sus
sueños era la Srita. Argentun Metallicum.

El Sr. Nitric Acid era moreno, tenia el cabello negro, al igual que los
ojos. Una coloración trigueña y ese aspecto flaco hambriento que Julio
Cesar tanto odiaba.

Resulta un misterio qué era lo que alguien pudo haber visto de atractivo en
la Srita. Argentun Metallicum. Ella era alta, delgada, de cara pálida,
incluso lívida y de ninguna manera hermosa, aunque su forma de ser era, en
cierto sentido, atractiva. Ella siempre estaba alegre, haciendo bromas y
riendo pero también le gustaba platicar; su mente era cantar en público
pero su voz no era muy confiable. La ha forzado mucho y en ocasiones cuando
sus amigos esperan lo mejor de ella, como cuando aparecía en público, no
puede hablar o cantar fuerte, ya está muy ronca; al tratar de cantar, el
sonido le sale doble ante si propia sorpresa y la de la audiencia.

El Sr. Nitric Acid es muy obstinado y cabeza dura. Nunca perdía la
oportunidad para tratar de convencer a la Srita. Argentum Metallicum de que
ellos dos tenían que llegar a ser uno; ocultándole cuidadosamente todo lo
nervioso, irritable e inconforme que realmente era, finalmente logró
convencerla.

Mi propósito no es describir la boda o hablar de la vida matrimonial de la
pareja, sino hablar de su hijo Argentum Nitricum.

En carácter no era tan fuerte como sus padres, no podía ahondar tanto en la
vida de las personas como ellos hubieran podido hacerlo.

¿Tenía Argentum Nitricum algún enemigo? Ciertamente, el Sr. Natrum
Sulphuric quien siempre estaba buscando la manera de aniquilarlo a él o a
su trabajo, de la misma forma que su padre, Nitric Acid siempre andaba
rondando al Sr. Mercurius con el propósito de deshacerlo.

Argentum Nitricum no empezó su vida en este mundo correctamente. Fue un
bebé macilento, enjuto, de aspecto viejo y siempre delicado. No era
extraño, considerando la herencia de Psora por parte de su madre y los
otros dos males crónicos de su padre. ¿Cómo podría haber sido saludable?
Era esperar demasiado.

Sus problemas empezaron pronto después de su nacimiento y los ojos fueron
al punto donde se manifestó la herencia, oftalmia neonatorum, la llamó el
doctor, la secreción fue profusa y purulenta y la córnea se ulceró; el
pobre bebito lloraba y hacía un escándalo pero no pudo hacer entender a la
enfermera que él quería estar al aire libre y frío, la enfermedad pensaba
que tenía cólico de gases, el cual frecuentemente le daba y que parecía
calmársele después de que había pasado un gas hacia abajo.

Tuvo toda clase de problemas después de ese ataque. Sus padres tuvieron
ambos oftalmia neonatorum, justo después de nacer y sus ojos débiles desde
entonces. Los ojos de su padre tenían más inclinación a ulcerarse que los
de la madre, Argentum Nitricum sufrió cólicos, grandes cantidades de gas se
le acumulaban en el estómago y en el abdomen y se paseaban ruidosamente
hacia arriba y hacia abajo, después de lo cual sentía alivio; a veces el
gas quedaba atrapado y el abdomen se distendía, entonces el dolor era muy
severo. El cólico lo había heredado de su padre. El cólico del Sr. Nitric
Acid lo hacía doblarse cuando caminaba y era peor en la montaña, su abdomen
se hinchaba y cualquiera podía oír el gas retumbar y gorgotear en el
abdomen.

Argentum Nitricum era tan flojo que no logró pasar de segundo año en la
escuela sin que se lamentara de la llegada del verano.

Su madre descuidadamente comió algo de dulce y nuestro pequeño amigo tuvo
que sufrir por ello. Las deposiciones eran como pasto picado, con moco o
podían volverse verdes después de estar expuestas al aire; eran fuertemente
expelidas con moco y muchos gases y abdomen se distendía enormemente. A
Argentun Nitricum se le antojaba mucho comer dulces y caramelos pero no
podía sin tener diarrea.

Durante su niñez Argentum Nitricum tuvo Corea. Se le jalaban las piernas
hacia arriba con sacudimientos hacia arriba y hacia fuera de los brazos y
con estiramientos espasmódicos de los dedos de las manos y de los pies.
Ahora tiene ocasionales ataques de epilepsia; siempre puede decir cuando le
van a dar porque las pupilas se dilatan uno o dos días antes de los
ataques. Generalmente le vienen durante la noche o en la mañana al
levantarse. Su primer ataque le vino después de un susto severo. Sus padres
sufren ataques epilépticos, la primera cosa que el señor Nitric Acid nota
cuando le va a das el ataque es una sensación de que un ratón le sube y le
baja por el lado izquierdo, después, pierde la confianza y cae en un
espasmo; se siente mejor al viajar en un carruaje, a decir verdad, el señor
Nitric Acid siempre se siente mejor al viajar en carruaje, la sensación
deslizante del carruaje lo mejora. Después de los ataques de epilepsia que
le daban a su madre, ella caía en un delirio de ira y trataba de golpear a
todos los que lo rodeaban.

Argentum Nitricum no tenía nada de la disposición a la alegría de su madre.
El era nervioso, hipocondríaco y melancólico. Tenía miedo de acercarse a la
ventana por temor a que le diera por arrojarse por ella. Temía pasar de un
cierto punto de la calle por que creía que se caería. Se creía a sí mismo
abandonado y menospreciado, estaba seguro de que tenía algún terrible mal y
que moriría; se imaginaba a sí mismo suicidándose, pero no resultaría,
pensaba que no podía soportarlo; el ver hacia arriba le produce vértigo y
piensa que las casas se le vienen encima, no puede caminar en lo oscuro o
con los ojos cerrados porque le da mareo y hace heces al caminar.

En todas sus enfermedades, Argentum Nitricum se pone nervioso y le da dolor
de cabeza. En la mayoría de ellas tiene vértigo y la mente nublada, y si
acaso hay algún día en que no tenga problema alguno, es tan hipocondríaco,
que imagina que todavía está enfermo. Su debilidad mental y pérdida de
memoria es igual que la de su padre. Mientras más trata el señor Nitric
Acid de pensar en una cosa, más se desvanecen sus pensamientos, también es
desalentado, nervioso y fatalista. No le interesa trabajar, piensa que
pronto morirá, aunque no enfermo.

Argentum Nitricum siempre está cansado, siente como si hubiera caminado una
gran distancia. Sus extremidades se sienten casi paralizadas, aún cuando
viaje en carruaje y le da una sensación de desazón a la altura del corazón
que lo hace pensar que debe bajarse y caminar aprisa para sentir alivio. Su
madre también se empeora al viajar en carruaje en realidad se agrava por
cualquier movimiento. Su padre, en cambio, mejora al viajar en carruaje
pero agrava al caminar, tiene la misma sensación de cansancio en las
extremidades que tiene su hijo Argentum Nitricum. Siente como si apenas
pudiera arrastrar los pies para caminar.

Argentum Nitricum es somnoliento, al igual que su madre, pero ella
difícilmente puede dormir a causa de la comezón de la piel. No tiene
apetito, rápidamente se llena, su madre siempre tiene hambre, aún cuando
tenga el estómago lleno, el padre es igual al hijo se satisface
rápidamente.

Este bebé padece neuralgia, no es especialmente aguda, pero se extiende
sobre una considerable superficie; en esto es opuesto a su padre, quien es
extremadamente sensible al dolor y hace un gran escándalo por cualquier
herida leve.

La mayor parte de los problemas de salud de Argentum Nitricum le dan del
lado izquierda, a su madre le dan en cualquiera de los dos lados o pueden
empezarle en uno y pasársele al otro, en cambio a su padre, comienzan por
cualquier lado o si acaso del lado derecho para pasarle al izquierdo.

Argentum Nitricum siempre está deseoso de estar al aire libre y frío,
generalmente se siente mejor en él, no está a gusto si no tiene la ventana
abierta. A su padre no le gusta estar a la intemperie en ningún momento ya
que se siente muy mal. Argentum Nitricum se siente peor por la noche y por
la mañana; su padre empeora por la mañana, tarde y noche.

También sufre de palpitaciones y dificultad para respirar, esto lo hereda
de su madre, su corazón siempre está sacudiéndose o parándose, temblando,
teniendo palpitaciones o dándole problemas de alguna manera.

Ellos son una familia quejumbrosa y lloran de cualquier cosa especialmente
Argentum que lo hace amargamente y con gran desesperación debido a la mala
condición física que tiene; su madre suele pasarse llorando mucho tiempo
por bagatelas y el padre se lamenta violentamente a causa del descontento
que siente consigo mismo.

UNA BODA EN LA ALTA SOCIEDAD

Hubo una gran sorpresa en toda la comunidad cuando se anunció que el Sr.
Phosphorus había conquistado el corazón de la Srita. Calcárea. Todo el
mundo estaba tan encantado como sorprendido y todos sonreían tan
continuamente que tal parecía que no se volvería a ver ningún ceño fruncido
en aquel vecindario otra vez.

¿Dije que todos estaban felices? Había una excepción que confirmaba la
regla. El Sr. Causticum no podía entender qué fue lo que la Srita. Calcárea
pudo haber visto en el  Sr. Phosphorus que le causara admiración. El Sr.
Phosphorus era alto, delgado, con pelo oscuro y ojos cafés mientras que la
Srita. Calcárea era bajita, ojos azules, pelo claro y regordeta,
especialmente en la cintura. Cuando la gente comenzó a pensar acerca de
esta unión se preguntaban cómo era posible que fueran tan tontos de no
haberse dado cuenta antes que había nacido el uno para el otro.

No es intención contar la historia de la pareja sino simplemente hacer la
crónica de la boda.

La Srita, Calcárea quería Invitar a toda la comunidad, así que el Sr.
Phosphorus estuvo de acuerdo que sus sentimientos de enemistad contra el
Sr. Causticum no fueran obstáculo para los deseos de su futura esposa de
invitar a todos.

El día de la boda llegó al fin, era un día gloriosamente brillante, cosa
que fascinó a los concurrentes porque por una razón u otra ninguno de los
dos se sentía bien en clima húmedo.

La mente de la novia se había concentrado más bien en las cosas interiores
que en las exteriores y fue así que sin proponérselo, con su sencillo
vestido blanco representó a la "belleza sin adornos". El novio llevaba un
traje convencional color negro que brillaba con los reflejos de su alegría.
No podía descubrir cómo iban vestidos todos los invitados, que baste decir
que todos estaban extremadamente felices.

La novia, cuyo lema era "nobleza obliga" había estudiado el gusto de cada
uno de sus invitados y había arreglado las cosas de acuerdo a ello.

El lugar donde se llevó a cabo la recepción parecía un conservatorio y
todas las ventanas podían abrirse de inmediato si era necesario. Al final
del comedor, opuesta al comedor se encontraba una enorme chimenea en la que
regía un buen fuego encendido a la antigua. Había una gran mesa que se
extendía a través de todo el salón al centro de la mesa estaban sentados
los recién casados bajo una campana de flores. En el lado opuesto del
recinto y oculto tras una cerca de flores y guirnaldas se encontraba la
orquesta. Frente a las flores y para deleite de los invitados bailaban las
hermanas Tarentula. Ellas no podían mantener los pies quietos mientras
tocara la música. Eran más felices bailando que comiendo.

Al final de la mesa se sentó el Sr. Apis mientras que en el lado opuesto,
frente al rugiente fuego se sentó el viejo abuelo Psorinum, llevaba puestos
su gorra y su úlster de piel (gabán largo de origen irlandés). Nadie se
atrevió a decirle que se quitara su gorra y su abrigo así que el triste
viejo se sintió feliz por una vez. El no quería ir a la boda pero su nieto
Sulphur le insistió mucho.

Sulphur nunca se siente tan feliz como cuando presenta a su abuelo en la
sociedad, le hubiera gustado sentarse junto a el pero no podía soportar el
calor de la chimenea así que se colocó al lado derecho de la novia en
dirección al observatorio, mientras que su nieto el joven Nux Vomica se
sentó junto a su bisabuelo Psorinum.

Cerca del fuego estaban sentados Psorinum, Nux vomica, Arsenicum, Nitricum
Acidum, Rumex, Silicea, Mercurius, Rhus Tox, Baby Chamomilla y Baby
Aconitum y del otro lado, frente al conservatorio se sentaron Apis,
Pulsatilla, Secale, Iodum, Sabadilla, Ledum, Bryonia, Ignatia y Natrum
Muriaticum y todos los demás fueron colocados en ambos lados junto a los ya
mencionados. Ignatia se sentó de este lado porque ella y Nux Vomica nunca
se ponían de acuerdo. Rhus quería estar cerca del conservatorio pero como
siempre estaba peleando con Apis en beneficio de la paz se le colocó cerca
de la chimenea.

Mientras los invitados se acomodaban en sus lugares, estuvo a punto de
ocurrir un incidente desagradable. Mercurius y Silicea quienes
accidentalmente habían sido sentados juntos ya estaban lanzándose miradas
de odio. Por un momento la novia se mortificó mucho pero el pacificador de
Hepar comprendió la situación de inmediato y calladamente se deslizó entre
los dos beligerantes con los que se disolvió el problema.

El desayuno nupcial fue el resultado de un gran estudio por parte de la
novia. Su primera intención era hacer una cena pero un estudio sobre los
gustos de los invitados reveló el hecho de que la mayoría de ellos hubiera
tenido que dejar pasar uno o más platillos sin probar bocado. A Phosphorus
mismo y a varios de los invitados no les gustaba la comida caliente, así
que a sugerencia del novio, la novia dejó de lado todas las formalidades y
ordenó se sirvieran los platillos favoritos de cada uno de los invitados.

Hubo de ponerse mucho cuidado en esto, no debería colocarse puerco cerca de
la Señorita Pulsatilla o comida caliente cerca de Phosphorus, etc, etc.
Optó por llamar al convivió desayuno nupcial (desayuno nupcial, puede
significar cualquier cosa).

En realidad a la novia le agradó mucho esto porque era la única forma de
comer sus huevos cocidos. Los huevos cocidos dejan de serlo cuando se
sirven en una ensalada.

A Phosphorus no le importaba qué le sirvieran mientras estuviera frío y no
fuera dulce. Se ordenaron pepinillos dulces para Apis, Psorinum y Hepar;
golosinas para Sulphur, limonada para Pulsatilla, pan de centeno para
Ignatia, ostiones para Lachesis y Rhus, sardinas para Nitric Acidum y
Veratrum Album, puerco para Nux Vomica, jamón para Mezereum, pan y
mantequilla para Mercurius, huevos cocidos para la novia etc. No puedo
nombrar todo lo que había en esa mesa pero cada invitado había sido
complacido en todas sus formas. Había inclusive una botella de medicina
para la tos para Aconitum en caso de que se ofreciera.

Cuando la novia pensó qué hacer con Baby Chamomilla, se encontró con un
acertijo, pensó que iba hacer problema con el pequeño Chamomilla pero se le
ocurrió la gran idea de ponerlo en una silla especial que funcionaba con
electricidad. Había sido diseñada para que se moviera hacia arriba y hacia
abajo y para adelante y para atrás. Hizo que fijaran su plato al frente y
que lo llenaran con col agria picada, amarró al niño en la silla, echó a
andar el motor y ya estuvo ¡el problema resuelto¡.

Hubo sólo uno o dos pequeños incidentes durante el ágape. Pulsatilla se la
pasó con el pañuelo en la mano secándose las lágrimas, no tenía idea de
porqué estaba llorando, pero alguien tiene que llorar, ¿no es cierto?

Arsenicum se quiso acabar todo el helado y estaba sufriendo. El Sr. Apis se
desmayó pero volvió en sí en cuanto abrieron las ventanas. El desmayo del
Sr. Apis asustó a la Srita. Ignatia que también se desmayó; se recuperó
solo para empezar a llorar histéricamente por lo que su abuela Natrum
Muriaticum, al ver que el ajetreo había sido demasiado para ella se la
llevó a casa para que pudiera recuperarse tranquilamente. Bryonia y Nux
Vomica no pudieron contenerse y empezaron a regañar y protestar un poco por
el escándalo tan sin sentido que estaban haciendo por nada, pero fuera de
estos pequeños desórdenes, todo fue sobre ruedas; aún la viuda Platina que
en esta ocasión hizo a un lado sus sentimientos de soberbia estuvo tan
contenta como sus despreciables vecinos; y cuando los novios partieron para
tomar el tren, hubo una lluvia de arroz y buenos deseos.

*- * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * -
*

Echando mano de las posibles contingencias que pueden suceder en una
reunión de sociedad entre los vecinos del barrio, la autora, nos hacen
hincapé en algunas relaciones y características de medicamentos, como el
antagonismo de Phosphorus y Causticum que en otro capítulo se desarrolla,
la relación familiar de Ignatia y Natrum Mur, en donde el segundo es el
crónico (abuelo). Nos hace una lista de afición o aversión al calor o al
aire, al colocar a los invitados cerca o lejos del fuego mientras va
salpicando de detalles de diferentes remedios en sus actitudes o gustos por
los alimentos, de manera semejante a como lo hace en la cena de Acción de
Gracias de la Familia Carbo.

CALCAREA PHOSPHORICA

Recordarán que hace tiempo les conté todo a cerca de la boda de Phosphorus
y la Srita. Calcárea. Desde ese entonces un bebé llegó a bendecir su hogar.
Fue alto y delgado igual que su padre con cabello claro y la tez pálida de
ambos padres. En todos sentidos, Calcárea Phosphorica era el clásico hijo
de mamá pero se puede decir que superó a su madre en la lentitud para
desarrollarse. Al igual que ella, tenía fontanelas grandes y abiertas, pero
a él se le reabrieron después de cerrársele mientras que con las de ella no
ocurrió así, así mismo los huesos de su cráneo eran suaves y delgados.

Su madre había sido un bebé grande y gordo, por lo que había una razón para
tener las piernas arqueadas, pero Calcárea Phosphorica, un sujeto pequeño y
enflaquecido, no lo justificaba, sin embargo era tan cascorvo como lo había
sido. Ella tenía una clara curvatura en la espina dorsal y él la heredó.

Podía ser natural pensar que con unos huesos que se doblaban tan fácilmente
como los de Calcárea Phosphorica, nunca podrían romperse, sin embargo había
sufrido algunas fracturas. Cuando los huesos se le llegaban a romper, daba
la impresión de que nunca más se le volverían a unir.

La dentición del pequeño fue muy lenta, tuvo una buena cantidad de
problemas con ella y muchas dificultades para que le salieran y después de
que todos esos problemas habían pasado, los dientes se le carearon
rápidamente. Una vez más, era como su padre en ese aspecto; los dientes de
su padre también se carearon de prisa.

Calcárea Phosphorica era un mozalbete malhumorado, irritable, estúpido y
olvidadizo, al igual que su madre. Nunca pudo soportar un poco de
aflicción, decepción o disgusto: lo hacían sentir enfermo. En su
incapacidad para soportar problemas, se parece a su tío Phosphoric Acid,
quien por cierto es un viejo solterón, gruñón, que en su juventud tuvo una
decepción amorosa y desde entonces ha sido un tipo holgazán, bueno para
nada. Calcárea Phosphorica está inclinado a imitar a su tío es esto, ya que
nunca quiere hacer nada que signifique una obligación; esta indolencia bien
pudo ser heredada de su madre quien es una mujer gorda y perezosa.

No podría pensarse que un tipo tan estúpido como Calcárea Phosphorica
alguna vez pudiera estar en peligro de fatiga mental, pero suponiendo que
así fuera, probablemente sería una herencia de su brillante padre
desarrollada por la escuela de la vida en el pueblo.

Calcárea Phosphorica es muy dado a tener hambre a las 4 de la tarde y le
gusta la sal, la carne o las papas pero no es de sorprender que escoja
comidas nutritivas ya que las golosinas como la fruta o los helados, le
producen cólicos, vómitos o diarrea;  es extraño que los helados le
provoquen cólicos porque sus padres son muy aficionados a ellos y no les
causa ningún malestar, además, a ninguno de los dos les gusta la carne.

Al igual que su madrea, Calcárea Phosphorica tiene dolores presivos en la
frente, pero no tan severos como los de ella, los cuales la dejan atontada.
La ocupación mental suele aliviar los dolores de cabeza de Calcárea
Phosphorica, a menos que se ponga a pensar en el dolor mismo, entonces se
pone peor. Los dolores de cabeza de su madre empeoran con cualquier
esfuerzo mental, mientras que su padre tiene terribles ataques de dolor de
cabeza con el trabajo mental.

Calcárea Phosphorica se ha aficionado al clima cálido desde que tuvo
reumatismo en el otoño dura habitualmente hasta la primavera, esto puede
deberse al cambiante clima de esta estación; no puede soportar nieve
derritiéndose ni vientos del Este, por lo tanto no le gusta el clima
invernal. Su madre también es sensitiva al aire frío y húmedo. De su madre
heredó las úlceras cornéales y los catarros crónicos, incluso el eczema. De
ambos padres, heredó pólipos nasales que fácilmente sangran.

Calcárea Phosphorica sufre de muchos entumecimientos. Tiene entumecimientos
en la lengua, en la pared abdominal, en el sacro, en los brazos, en los
glúteos, en la espalda y en las extremidades inferiores; se queja de que
las partes se le duermen. El heredó todo esto de su padre pero los
entumecimientos del Sr. Phosphorus pertenecen a la parálisis. El dolor
ardoroso es otra herencia que ha descendido sobre Calcárea Phosphorica,
tiene ardor en el estómago, abdomen y ano al igual que en la uretra antes y
después de la micción. Esos dolores ardorosos, le vienen de ambos padres,
pero su madre sufre con ellos en un grado mucho mayor que Calcárea
Phosphorica, mientras que su padre los padece en un grado menor.

Calcárea Phosphorica es escrofuloso; su madre también lo es. El gotoso, su
madre también. Cuando niño tuvo raquitismo y ella ya había caminado por ese
sendero antes que él. Calcárea Phosphorica está lleno de reumatismo, tiene
dolores reumáticos y rigidez en el cuello también lumbago que empeora con
el movimiento; dolores reumáticos en la parte superior de los brazos, en
las nalgas, en las extremidades inferiores, en las articulaciones y que se
agravan después de mojarse y en el clima frío y lluvioso. ¿Cómo podía él,
habiendo nacido de padres Sicósicos, escaparse de tener reumatismo?.

Es muy propenso a tener una fístula en el ano, tiene hemorroides que
tiendes a salirse (protusivas) dolorosas, inflamadas y con una exudación de
un líquido amarillento, también le sangran.

Su madre también tiene problemas con las hemorroides las cuales se le salen
y le sangran mucho. Su padre padece de hemorroides protusivas al igual que
ellos, pero el sangrado de las hemorroides de él es más profuso que el de
la madre o el hijo.

Calcárea Phosphorica está muy somnoliento durante el día, pero su sueño se
ve perturbado antes de la media noche. Tiene sueños muy vívidos, comienzan
en cuanto se duerme, como si lo asustaran,  grita estando dormido y no
puede despertar temprano en la mañana. Su madre no puede entender porqué
duerme tan tarde ya que ella no puede dormir después de la mañana; pero si
lo entiende, porque su propio sueño también es inquieto y lleno de sueños
vívidos, por lo que en las mañanas, siente como si no hubiera dormido lo
suficiente, a decir verdad, se la pasa somnoliento todo el santo día. Si se
dijera la verdad, la madre tendría que admitir que ella también está
somnolienta durante el día, aunque probablemente no tanto como Calcárea
Phosphorica y su padre.

* - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * -
*

NOTA:   Aquí también el patrón del medicamento anterior al comparar a
Calcárea Phosphorica con los que lo originan, porque deberán seguirse las
mismas sugerencias.

CALCAREA SULPHURICA

Calcárea Sulphurica es un individuo pálido, enfermizo, caquéctico con acné
en la cara y tenía muchos problemas. Se había machucado un dedo y a pesar
de todos los cuidados que había tenido, se le formó un uñero (panadizo).

Calcárea Sulphurica es otro de los amigos de Schussler. La Srita. Calcárea
ha sido obligada por las circunstancias a seguir al Sr. Sulphur, tanto y de
tal manera que decidió que si debía seguirlo toda su vida, los mejor era
casarse con él y conformarse con ello, el joven Calcárea fue el resultado.

Cuando recordamos todas las supuraciones del Sr. Sulphur y recordamos que
la Srita. Calcárea era tan propensa a las supuraciones que aún las más
pequeñas heridas le supuran en vez de curársele, no nos sorprenderá que el
pobre Calcárea Sulphurica tenga continuamente algún uñero, impétigo,
furúnculo o absceso que curarse y si acaso, estuviese libre de éstos,
entonces acné, úlceras o erupciones captaban su atención.

Si Calcárea Sulphurica recibe un golpe, el lugar supura; si se machuca los
dedos, se le forma pus; si se clava una astilla, inmediatamente se le
encona; pequeñas cortadas o golpes no sanan, sino que supuran; sus quemadas
siguen el mismo curso; ni siquiera pueden tener sabañones como las otras
personas, ya que sus sabañones también finalizan su proceso con supuración.
Un médico dice que esta condición es debida a la falta de sangre, otro dice
que se debe a un exceso de sangre, pero las sabias y ancianas señoras están
seguras de que se debe a la impureza de la sangre. Siempre es la sangre y
no Calcárea Sulphurica la que está enferma. ¿Acaso su historia no revela de
donde viene su enfermedad?

Cuando era bebé, Calcárea Sulphurica tenía la cabeza adolorida y erupciones
en el cuero cabelludo. Al recordar cómo tenían las cabezas sus papás cuando
eran niños, no es difícil decir de donde vino. Las costras amarillas,
exactamente como eran las de su padre y las de su madre, y fueron curadas
igualmente por medio de aplicaciones locales.

Poco después de la aparición de la erupción, al pequeño Calcárea
Sulphurica, se le hincharon y enrojecieron los ojos y se le nubló la vista,
también sufría de cólicos. Los ojos se le empeoraron y pronto la pus gruesa
y amarilla de la oftalmia, junto con profundas ulceraciones de la córnea,
le siguieron. La madre dijo que cualquiera que viera esa secreción, sabría
que el bebé la había heredado de su padre. El padre replicó que las
cicatrices de la córnea de ella, decían claramente el origen de la
enfermedad. Cualquiera que haya sido su procedencia, fueron curados de la
misma manera que haya sido su procedencia, fueron curados de la mima manera
en que se los curaron sus padres Calcárea y Sulphur, con "lavados y
ungüentos".

Después de esto, le apareció catarro. Había una secreción espesa por la
nariz, viscosa y a veces con rastros de sangre junto con un moco verde
amarillento en las coanas. El catarro de Calcárea era mas parecido al de su
madre (a fin de cuenta: Calcáreas)

Antes de que el catarro fuera curado, el pequeño Calcárea Sulphurica fue lo
suficientemente como para recibir un golpe en el oído, el cual evolucionó
hacia la supuración. Es posible que pudiera haber tenido este mismo
problema si el golpe ya que heredó la otitis de "ambos lados de la casa".
Medicinas de patente el catarro y lavados de oído, lo ayudaron a superar
estos problemas.

A Calcárea Sulphurica le daba tanta hambre como a su madre, pero no le
gustaba la carne más de lo que le gustaba a su madre, prefería los
vegetales verdes y agrios y frutas. Era idéntico a la abuela en lo que
respecta a su gusto por el thé  al igual que sus padres, le encantaba el
vino.

Sus músculos parecían no tener ninguna fuerza, como los de su madre;
siempre está cansado y se queja de debilidad, solo desea estar acostado. El
Sr. Sulphur dice que ambos, madre e hijos deberían comer más carne. Al
igual que su padre está somnoliento durante el día y padece insomnio
durante las noches. A Calcárea Sulphurica le gusta el aire libre y aún el
frío, siente deseos de estar en él. A su padre le gusta tener todas las
puertas y ventanas abiertas para poder recibir el aire fresco, pero
prefiere estar dentro de la casa. El baño hace que Calcárea Sulphurica se
enfríe y que le duelan las rodillas y los pulmones y que le dé coriza. A su
padre tampoco le gusta el baño por diversas razones.

Hay una gran tendencia en Calcárea Sulphurica a la formación de pus. Hay
secreción de pus por la nariz, los ojos, los oídos, el recto y la uretra.
Se le forman abscesos casi en cualquier parte a la más mínima provocación,
inclusive sus úlceras, de las cuales tienen muchas, producen pus gruesa y
amarilla; no es de extrañar entonces que al igual que su madre, tenga una
dolencia en la articulación ilicaofemoral y glándulas supurantes.

Calcárea Sulphurica ha recibido las consecuencias del pecado y él mismo ha
pecado también. ¿Qué derecho tuvieron dos individuos tan extremadamente
psóricos para casarse y con ello intensificar sus enfermedades en las
generaciones futuras?, pero a pesar de ello, los sufrimientos del niño
podrían haberse prevenido si en el momento en que la enfermedad se
manifestó, se le hubiera encauzado por el camino de la cura y no de la
supresión. Hasta ahora hemos hablado de los pecados cometidos en contra de
Calcárea Sulphurica pero él tuvo sífilis y gonorrea que no heredó y que
también fueron suprimidas como resultado de toda una vida de supresión de
sus enfermedades heredadas y contraídas, lo encontramos como un individuo
caquéctico, con tos crónica, accesos de respiración difícil, dolor en el
pecho, fiebre héctica acompañada de constipación y orina roja. La
enfermedad que persistentemente ha tratado de salir a la superficie y
manifestarse ha sido obstruida por tanto tiempo que finalmente ha cedido y
ha vuelto su atención hacia los órganos vitales. En ningún punto podemos
decir aquí está la causa. Se trata del viejo cuento que se está
continuamente repitiendo con variaciones, pero el cuento es siempre la
historia de la labor del pecado y la ignorancia, hombro con hombro, van
juntas y trabajan en detrimento de la humanidad; se trata de una enredad
telaraña que están tejiendo pero en el enredo, la humanidad es capturada,
año con año la telaraña crece, se hace más fuerte y su complejidad
aumenta..

Le corresponde a la Homeopatía el trabajo de liberar a la humanidad de la
enredada telaraña de la enfermedad que el pecado y la ignorancia han tejido
alrededor de ella. El Homeópata debe sólo tomar el hilo y seguirlo hacia
adentro y hacia fuera sin perderlo nunca, sin romperlo, hasta que por fin
llegue al origen y ponga en libertad al cautivo. Es una tarea difícil,
requiere paciencia y perseverancia sin límites. ¿Nos atreveremos a aceptar
la tarea? ¿Podremos rehusarla?

* - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * -
*

A pesar que sigue el mismo sistema hace un condensado panegírico
miasmático, lleno de verdad y nos deja con la sensación de querer saber más
al respecto y de que nos habría gustado que se hubiera extendido y
profundizado más.

Cuando habla del derecho que no tienen esos dos grandes psóricos de unirse,
debe interpretarse tal cual en la práctica; deberían evitarse las uniones
de personas profundamente psóricas y cuando estemos ante un caso será
necesario obrar muy afondo con toda nuestra capacidad y experiencia para
mejorar la descendencia que tiende cada vez más a la degeneración en
general.

Al hablar del pecado e ignorancia no se refiere específicamente a normas
morales sino a transgresiones de las leyes naturales que agreden al
individuo, las que alteran negativamente su terreno y lo can enfermando y
degradando para al final transmitirlos a su  descendencia.

Este párrafo sólo podría darle todo el valor a la obra.

LA REUNION DE LA FAMILIA

PHOSPHORUS

El bullicio de la actividad invadía el ámbito de la mansión de los
Phosphorus. Papá y Mamá Phosphorus habían planeado una reunión familiar
para celebrar su aniversario de bodas. Phosphoric Acidum, su hijo soltero,
decidió retirarse a su club cuando comenzaron los preparativos. Contemplaba
la reunión con indiferencia y su poca inclinación al trabajo le hizo huir
de toda la algarabía.

Todos los hijos de los Phosphorus, con excepción de Phosphorus Acidum, que
sufrió una decepción amorosa en sus años mozos y continuó alimentando esa
decepción hasta que se convirtió en un viejo solterón amargado. Era un tipo
envejecido, debilitado y enflaquecido, lento para hablar y no parecía
interesarle mucho el hacerlo; si tenía algún pensamiento (y lo común en él
era que no lo tuviera) era siempre acerca de sus propios problemas. Si
trataba de ponerse a leer, no podía comprender lo que estaba leyendo o lo
olvidaba inmediatamente, así es que en el club se sentía nostálgico al
borde de las lágrimas pero no podía ir a casa porque no soportaba el ruido
de los niños ni la conversación de los mayores.

Los pensamientos se agolpaban con rapidez en las mentes de papá y mamá
Phosphorus y experimentaban cierta dificultad para ordenarlos, pero
recordaban los días en que ellos también serán apáticos, indiferentes y
llorones, por lo que no culpaban a su hijo dela falta de interés en la
reunión.

Los otros seis hijos se habían casado con familias importantes del mundo de
la Materia Medica. El tener a estos seis hijos y a sus familias en casa
agravada la mansión al máximo.

Papá Phosphorus propuso acomodar a todas las familias en tiendas en el
jardín pero mamá recordó cuan fácilmente se resfriaban y cómo el frío
agrava los problemas de todos, además de la aversión que la mayoría tenía
por los espacios abiertos al aire libre así que, decidieron cerrar los
porches para convertirlos en recámaras temporales.

Por fin, todo estuvo listo. Los Ferrum Phosphoricum fueron los primeros en
llegar. Llegaron temprano porque estaban tan cansados que querían tener
suficiente tiempo para descansar antes de que llegaran los otros. Papá y
mamá Phosphorus no querían que su hijo se casara con alguna de la familia
Ferrum porque son unos enclenques pero los sonrojos de la señorita Ferrum,
sus desmayos y su aparente debilidad o apariencia desvalida fueron más
fuertes para el joven Phosphorus que los deseos de sus padres, y cuando vio
cuanto mejoró ella al esforzarse mentalmente por agradarlo, llegó a la
conclusión de que no podía vivir solo. Papá y mamá Phsophorus quedaron
prostados después del matrimonio de su hijo y parecieron tontos y aburridos
por varios días. Los hijos Ferrum Phosphoricum probaron ser los niños que
papá y mamá Phosphorus habían predicho que serían.

Cuando el alto, delgado y de tez oscura, joven Phosphorus comenzó a
cortejar a la Srita. Calcárea, todos pensaron que era una excelente unión,
pero cuando llegaron los hijos y éstos resultaron flacos, anémicos,
patizambos y jorobados, la gente comenzó a preguntarse si, después de todo,
la unión era lo que debía haber sido, pero aún con las espaldas encorvadas,
las piernas cascorvas y todo papá y mamá Phosphorus alegremente les dieron
la bienvenida.

Cuando mamá Phosphorus vio a los hijos de la familia Magnesia Phosphorica
llegar con sus cabezas amarradas fuertemente con bufandas de lana supo que
sufrían de neuralgia, así que, ordenó que se encendiera un gran fuego en la
chimenea antigua de la sala y colocó a Magnesia Phosphorica en la esquina
de ella donde podía mantenerse caliente con su descendencia y sin moverse.
Después si se quejaban todo el tiempo de sus dolores, se regresaban cerca
de la chimenea donde nadie podía oírlos.

Justo cuando mamá Phosphorus había acomodado a los Magnesia Phosphorica, la
familia Alumina Phosphorica hizo su aparición para beneplácito de los papás
quienes temían que no fueran a hacer el esfuerzo de venir. Los Alumina
Phosphorica siempre estaban cansados y siempre tenían frío aunque deseaban
tener aire fresco que respirar así que mamá los hospedó bien arropados
sobre colchones en el sol dentro de un porche cerrado con vidrio donde
podían descansar cómodos.

Cuando llegó la familia Natrum Phosphoricum, se vieron en problemas. Había
habido una tormenta con rayos y truenos durante el camino, los niños
estaban histéricos y todos estaban asustados, temblando y enojados, no
podía entender como habían intentado venir a la reunión si a ellos no les
gustaba la compañía de otros, no les gustaba estar al aire libre, las
tormentas los hacían enfermar y estaban seguros de que no iban a encontrar
las cosas adecuadas para comer. Mamá Phosphorus los puso en un cuarto
oscuro donde no podían ver los rayos ni sentir un chiflón y pronto se
sintieron más cómodos.

Cuando el Sr. Y la Sra. Kali Phosphoricum llegaron, fácilmente podía
adivinarse que había habido una riña familiar. La Sra. Kali sentía tal
antipatía por su esposo que éste no lograba complacerla en nada. Se había
puesto tan furiosa con él durante el camino a la reunión que no podía ni
hablar; le había dado de nalgadas al bebé por nada y luego tuvo un ataque
de histeria. Decía que no le gustaba la compañía de nadie y que quería ir a
casa.

Papá y mamá Phosphorus sabían que el aire libre agravaba a la rama Kali
Phosphoricum así que rápidamente los introdujeron a la casa y como el subir
escaleras también les desagradaba, los acomodaron en un cuarto confortable
en la planta baja, para descansar.

Mientras todos descansaban mamá se ocupó de la preparación de la cena.
Cuando todo estuvo listo, fue a llamarlos; encontró a Kali Phosphoricum
acostado con la espalda recta con un terrible dolor de cabeza que el haber
venido le había producido. Se cubría los ojos de la luz con la mano. Tenía
ganas de ir al comedor a cenar ya que el comer, a veces, aminoraba su dolor
de cabeza pero, estaba seguro que el ajetreo de salir y el ruido del
comedor, acabarían con todo el bienestar que el comer le proporcionaría así
que mamá Phosphorus le envió la cena a su cuarto.

Cuando la niña Kali Phosphoricum se había recuperado de su ataque de
histeria, se encontraba exhausta y al ver cómo, el escándalo que había
armado afectó al Sr. Kali Phosphoricum, se puso melancólica, sintió como si
hubiera cometido un pecado mortal y se negó a comer. Era tan obstinada que
hubiera sido inútil tratar de hacer que cambiara de opinión, amén de que se
sentiría mejor si ayunaba por lo que la mamá de Phosphorus la dejó sola.

Ya para este momento el bebé Kali Phosphoricum esta chillando como loco así
que la enfermera lo arropó bien y lo calmó al tomarlo en brazos y caminar
suavemente de un lado a otro por el césped del jardín.

Cuando el Sr. Y la Sra. Natrum Phsophoricum fueron llamados a cenar,
pensaron que ya era hora. En realidad nadie trabaja suficientemente rápido
para complacerlos, estaban terriblemente hambrientos y corrieron al comedor
sin ni siquiera detenerse a lavar al bebé quien emanaba un olor demasiado
agrio para ser considerado bueno para la salud.

Cuando el calor de los leños ardientes había amodorrado la neuralgia de los
Magnesia Phosphorica fueron al comedor aunque no tenían mucha hambre.

Las punzadas de hambre no fueron las que recordaron a los Calcárea
Phosphorica que había llegado la hora de cenar, sino que fue el llamado a
la mesa lo que los hizo pensar en la comida y entonces sintieron hambre.

Los Ferrum Phosphoricum no tenían hambre y sabían que casi seguramente les
dolería el estómago después de comer, especialmente si comían carne,
arenque o pastel o si tomaban café. No les agradaba la leche pero tenían
sed y se les antojaba un buen vaso de agua así que fueron a la mesa.

Para cuando la comida estuvo lista, los Alumina Phosphorica habían estado
tanto tiempo recostados que sus molestias habían comenzado de nuevo.
Algunos de los niños se morían de hambre y otros ni siquiera sentían
apetito pero a todos les agradó la idea de levantarse para ir al comedor,
aunque por lo general no les gustaba moverse o hacer algún esfuerzo.

Las características de los remedios en la mesa de los Phosphorus eran
variadas. Los Natrum Phosphoricum estaban confundidos y nerviosos, eran
sensibles a la música, fácilmente se asustaban y eran tímidos e histéricos.

El Sr. y la Sra. Ferrum Phosphoricum eran divertidos platicadores pero les
costaba trabajo recordar nombres lo que en la presente situación, los
colocada en desventajas.

Los Magnesia Phosphorica estaban siempre tristes y parecía que no podrían
hablar de otra cosa mas que de sus males.

Los Alumina Phosphorica se distinguían por la rapidez con que cambiaban de
estado de ánimo. El humor que tenían en un momento dado nunca indicaba cual
iba a ser el siguiente. Podrían tal vez lamentarse de desgracias
imaginarias, o podían sentirse desaforadamente alegres o quizá ausentes y
renuentes a contestar preguntas.

Los Calcárea Phosphorica eran más bien estúpidos y siempre inconformes.
Antes de salir de su casa estaban deseosos de asistir a la reunión y cuando
llegaron a ella ya quería regresarse.

Papá y mamá Phosphorus recorrieron con la mirada a los comensales y notaron
las muestras de cansancio cerebral en todos ellos, entonces supieron cual
había sido la tendencia de la herencia que ellos habían transmitido a sus
vástagos.

No tenían mucho tiempo de haberse sentado cuando, Natrum Phosphoricum
comenzó a estornudar, estaba seguro de estar en medio de una corriente de
aire aunque mamá Phosphorus había cerrado todas las puertas y ventanas.
Alumina Phosphorica también comenzó a estornudar pero ella estaba segura
que no había una corriente y pensó que todos se sentirían mejor se dejaban
entrar un poco de aire fresco. Ella misma hubiera abierto las ventanas si
no fuera porque el esfuerzo físico le agravaba. Propuso que todos se
taparan y dejaran entrar el aire. Calcárea Phosphorica quien estornudaba
junto con los demás dijo que a él le desagradaban las corrientes de aire
tanto como a Natrum Phosphoricum porque le daban dolores en el cuello.
Estaba seguro de que el cuarto caliente le estaba provocando coriza pero
sabía que el cuarto frío también se lo provocaría así que se votó para que
se quedaran las cosas como estaban.

El oído de la Sra, Kali Phosphoricum a quien el ayuno había mejorado, era
muy agudo para los ruidos y las voces. Podía oír el murmullo de la
conversación en el comedor pero no podía entender lo que decían. En seguida
comenzó a sospechar y llegó a la conclusión que debía hacer un esfuerzo y
averiguar qué era lo que estaba pasando, aunque en ese momento tenía tanto
dolor en el occipucio que no podía levantarse el cabello. Cuando hizo su
aparición en el comedor con los ojos hundidos y el cabello suelto sobre la
espalda, cualquiera pudo haberla confundido con una loca, pero Alumina
Phosphorica quien sabía la clase de dolor de cabeza que producía el recoger
el cabello en lo alto, comprendió y le hizo lugar en la mesa.

La Sra. Kali Phosphoricum tenía un apetito voraz cuando se encaminaba hacia
la mesa, pero cuando tuvo la comida a la vista, su hambre huyó, así que se
sentó y bebió agua fría, luego buscó algo agrio y algo dulce. No necesitó
buscar mucho ya que mamá Phosphorus tenía experiencia en alimentar a esta
familia y había aprendido a tomar en cuenta los deseos y las aversiones de
cada uno. Al igual que ella, Alumina, Ferrum y Natrum Phosphoricum no
gustaban de la carne y a la segunda no le gustaba la cerveza, Magnesia
Phosphorica le imitó en su aversión por el café. A mamá Phosphorus no le
gustaba la leche hervida pero Natrum y Ferrum fueron más lejos, a ellos no
les gustaba ninguna clase de leche.

La Sra. Magnesia Phosphorica comentó que su bebé había estado sufriendo un
cólico casi desde que nació, de hecho lo había heredado tanto de la familia
de su madre como de la de su padre. El cólico que generalmente aparecía
entre las 3 y 4 de la tarde lo hacía doblarse. Ella descubrió que se
mejoraba con la presión y el calor y ponía pues al bebé boca abajo sobre
una botella con agua caliente y cuando no podía conseguir agua caliente,
descubrió que frotándole el abdomen con la mano caliente obtenía los mismos
resultados.

La Sra. Ferrum Phosphoricum no sabía qué era lo que pasaba con su pequeño y
delgado hijo que tenía el cabello dorado y rizado. No estaba enfermo de una
manera evidente que ella pudiera verlo sino simplemente débil. Era verdad
que algunas veces tenía cólicos pero con una vez que evacuara se curaba
inmediatamente. Se le había sugerido que tal vez el sangrado por la nariz
que padecía debilitado, pero la Sra. Ferrum Phosphorucum había contestado:
"no, probablemente el niño ha heredado ambas cosas, la debilidad y el
sangrado por la nariz, ya que tanto la familia Ferrum como la Phosphorus
padecían de lo mismo".

La Sra. Calcárea Phosphorica dijo que no había la menor duda sobre qué era
lo que le pasaba a su flaco y patizambo hijo. La falta de nutrición podía
vérsele por todas partes, cosa que ella no podía entender puesto que lo
había alimentado lo suficiente como para hacerlo grande y gordo como los
bebés de su madre.

Los problemas del niño comenzaron cuando era un bebé pequeñito. Es ese
tiempo le salía un fluido sanguinolento del ombligo. Después tuvo cólico y
diarrea, los dientes le tardaron en salir y las fontanelas todavía no se le
habían cerrado. Fue lento para aprender a caminar pero con esas piernas
chuecas y la espalda encorvada era de esperarse. Algunas veces ella se
preguntaba si no le faltaba seso, él parecía tan estúpido.

El bebé de la Sra. Natrum Phosphoricum tomaba sus alimentos en la botella
por lo que tenía sus propios problemas por eso. El niño tenía un apetito
feroz, consecuentemente comía mucho. La comida se le agriaba en el estómago
y el niño tenía cólico y lombrices, tenía eructos, vómito, evacuaciones y
sudor agrios. En verdad que era un bebé agrio, agrio, lombriciento y bizco.

Alumina Phosphorica comentó que los problemas con los bebés eran fuertes
pero que si querían saber lo que era tener problemas de verdad, que
esperaran a que su prometedor hijo fracasara mentalmente al final de su
vida de estudiante.

Mientras aún conversaban, los hombre entraron a la habitación y dijeron que
el sol ya estaba ocultándose y que era hora de irse a casa. Papá Phosphorus
padecía ataxia locomotora, así que no podía hacer mucho para ayudarlos,
pero mamá Phosphorus envolvió bebés e hizo lo que pudo para ayudar a los
huéspedes que se iban.

FERRUM PHOSPHORICUM

Ferrum Phosphoricum fue presentado en sociedad por Schussler. Schussler no
es muy exigente en lo que a amigos se refiere, le es suficiente con tener
una noción acerca de ellos.

La sociedad, con unas pocas excepciones, amablemente dio la bienvenida a
Ferrum Phosphoricum sin hacer preguntas, pero unos cuantos conversadores,
aunque viejos conocidos de su padre y de su madre no estuvieron dispuestos
a aceptarlo sin saber algo referente a su vida, así que empezaron a
observarlo cuidadosamente.

Principalmente lo observaron cuando se encontraban en compañía de personas
enfermas y cuando inadvertidamente decía: "yo estuve enfermo así alguna
vez", lo anotaban como parte de su historia, por tanto, resulta que tenemos
de aquí y de allá, un poco de la historia de Ferrum Phosphoricum, pero con
poco conocimiento de él.

Para conocer a un hombre, uno debe familiarizarse ampliamente con él, al
punto de conocer sus hábitos de pensamiento, sus deseos, sus impresiones y
expresiones. Nadie nunca llegó a tener un grado de amistad con Ferrum
Phosphoricum como para poder leer sus pensamientos y sentir la influencia
de su vida interior. Esto no es culpa de Ferrum Phosphoricum, sus amigos se
sienten satisfechos de tratarlo superficialmente, él se manifestará alegre
y divertido, nunca les hablará de los pensamientos y sentimientos que yacen
escondidos allá dentro de ser, por lo que, repito, aunque podamos echar una
mirada ocasional a su persona, a través de su historia, no lo conoceremos
realmente.

La figura alta y delgada de su madre, junto con su rostro inteligente y su
delicada y sensitiva naturaleza revela su sangre patricia. Mamá Phosphorus
pertenecía a la familia Psorica, la cual, según Hahnemann, cuenta con
ancestros en línea recta directamente hasta Moisés.

El arrogante y orgulloso padre de cabello oscuro, siempre peleándose y
sonrojándose en cada ocasión, pero no porque sea de noble cuna. Así cada
quien puede alardear de tener un antiquísimo árbol genealógico, de la misma
manera cada quien ha recibido la herencia de pecado e ignorancia que un
árbol genealógico tan grande trae consigo y recae sobre la desafortunada
posteridad.

Y he aquí que el pobre Ferrum era, sin lugar a dudas, un niño robusto. Poco
después de que nació, sus ojos se enfermaron, estaban rojos y le dolían
muchísimo, la enfermera se veía obligada a mantener al pequeño en un cuarto
obscurecido porque la luz lo hacía llorar. Su piel estaba seca y caliente,
se inquietaba por las noches y cualquier ruido inesperado podía ponerlo en
ese estado. La enfermera, una de esas enfermeras entrenadas para casos de
urgencia, le aplicaba un lavado y le curaba los ojos antes de que
produjeran pus, por lo que recibió la gratitud infinita de la madre.

Ojos enfermos de la peor clase, inclusive ceguera, podían hallarse en la
familia de mamá Phosphorus y el  Sr. Ferrum siempre había tenido problemas
con los débiles, orzuelo, etc. No sabías qué pasaría si permitían que su
bebé empezara atener problemas con sus ojos. Lo curaron con muchos trabajos

Cuando se descubrió que Ferrum Phosphoricum tenía "estómago débil",  parecí
no gustarle la leche y la vomitaba en cuanto se la tomaba, la madre supo
que lo había heredado de ella, ya que ella misma no podía mantener ni
siquiera  agua en el estómago por más de 10 o 15 min. Mientras lo cargaba.

El vómito era un ejercicio tan violento, que el bebé de seguro moriría si
continuaba de esa manera, el papá dijo que eran tonterías, él mismo se la
pasaba vomitando la mitad del tiempo, tuviera algo malo o no, le era lo
suficientemente fácil y sentía mejor después del vómito. La enfermera
sabiendo que un pleito podía ser desastroso para la mamá y para el Sr.
Ferrum pues de seguro se enfermarían después de un disgusto, aquietó la
tempestad que se elevaba diciendo: que la enfermedad del bebé se debía
enteramente al absceso en el seno izquierdo de la madre y probó sus
afirmaciones al darle al niño una mamila con agua de cal para corregir la
acidez del estómago; el bebé se recuperó, pero siempre después de eso su
estómago estaba listo para imponerse e infundir respeto a la más mínima
provocación, siempre devolvía la comida en bocanadas. ¿Por qué no habría de
hacerlo? Papá y mamá siempre lo hacían.

Un día, la mamá notó un ligero flujo en la nariz, esa noche la despertó la
tos paroxística del niño, cuando fue a verlo, encontró que tenía fiebre muy
alta, su cara estaba enrojecida, los ojos le brillaban, el pulso era
rápido, la piel seca y caliente y el pecho roncaba a causa de las flemas,
su respiración era corta como si el respirar profundo le molestara y fuera
doloroso. El padre estaba seguro de que el bebé tenía un crup catarral
(garrotillo, difteria) porque mamá Phosphorus la tuvo frecuentemente cuando
era niña; pero la mamá estaba segura de que era asma y se preguntaba
cuantos de la familia Ferrum eran capaces de respirar decentemente.

El médico de la familia, un alópata, diagnosticó bronquitis y... bueno, no
importa lo que haya recetado, desde entonces, el bebé estuvo sujeto a
catarros. Tuvo catarro de la Trompa de Eustaquio, catarro del oído, catarro
del pecho, catarro de los intestinos y probablemente más... Así que el niño
continuó hasta el siguiente verano, siempre sufriendo más o menos con ese
"estómago débil". Vomitaba cuando le daba dolor, vomitaba cuando tosía,
después de comer, antes de comer e inclusive se despertaba para vomitar;
vomitaba comida, bilis, incluso se había sabido que vomitaba sangre pero lo
peor de todo era el vómito agrio, no era un vómito de comida agria común y
corriente sino un agrio punzante parecido a las emanaciones de ácido
sulfúrico. Esto lo irritaba.

Algunas veces se le hinchaba la región del estómago y el hipocondrio, eso
le venía de ambos padres. Entonces los vecinos dijeron que tenía el hígado
crecido y lo frotaron con manteca de cerdo y otras cosas, pero a pesar de
todo, él continúo igual sin ningún otro problema más serio hasta el segundo
verano cuando mudó los dientes, éstos le salieron con fiebre le dio como de
costumbre con la cara enrojecida, la piel seca y caliente, respiración y
pulso rápidos y vomitando la comida en cuanto la tragaba, también tenía una
enorme sed de tomar agua.

Las evacuaciones eran frecuentes, verdes, acuosas, sanguinolentas, escasas,
tenía la cara fruncida, los ojos medio abiertos, la cabeza rodante de un
lado a otro, quejidos al principio del sueño, la evacuación empeoraba en la
noche o después de media noche.

¿Cómo se recobró?, nunca se supo pero después lo encontramos como un niño
brillante de cuatro años, de complexión delicada, cabello claro y
ensortijado, con músculos aceptablemente firmes, aun  que parecía débil.
"No tenía nada malo con excepción de sus dientes". Su dentición difícil fue
sólo el principio del problema por que aunque le salieron con dificultades,
pronto comenzaron a careársele. Cada vez que intenta comer, le empiezan a
doler los dientes, como el dolor siempre hace que se le enrojezca y se le
calienta la cara a Ferrum Phosphoricum (igual que a su padre) lo vemos con
mejillas sonrojadas y calientes, llorando de dolor y corriendo a la jarra
de agua helada en busca de agua fría para tomar un trago y mantenerla en la
boca. Sabe que eso lo aliviará.

Al poco rato lo encontramos con neuralgia en la cara, los dolores son
punzantes, presivos, como latidos pulsantes y empeoraban al agacharse y con
el aire frío. Tiene tendencia a padecer dolores de cabeza congestivos,
cegantes y dolores martillantes en la frente con aflujo de sangre a la
cabeza, cara enrojecida y caliente.

Los dolores de cabeza se mejoran si hay sangrado por la nariz. La sangre de
Ferrum Phosphoricum que sale por la nariz es roja y brillante, en esto es
como su madre, su papá a menudo tenía epistaxis pero la sangre era pálida.

Podría continuar y platicarles de cuando le dio sarampión, durante el cual,
las parótidas se hincharon, se enrojecieron y le dolían o de cuando le dio
difteria durante la cual, la membrana aparecía primero en la amígdala
derecha, o de su tos-ferina en la que vomitaba y orinaba con los paroximos
de la tos.

Podría también hablar de las venas congestionadas o platicarles de la
neumonía que le dio en un repentino ataque con fiebre alta, respiración
corta y dolorosa y durante la cual no podía acostarse, tosía sangre
brillante y estaba inquieto durante las noches; pero el tiempo nos obliga
al reumatismo del cual estuvo tan dolorosamente enfermo.

Junto con todos estos otros problemas, el pobre Ferrum Phosphoricum se vio
obligado también a sufrir los terribles dolores del reumatismo. Había que
culpar por ello a su Sicósico padre. Sabía cuando se casó son la Srita.
Phosphorus, que nunca se había curado de esa vieja gonorrea contraída mucho
tiempo atrás, pero poco importo el sufrimiento que le acarrearía a su
confiada esposa y a su hijo por nacer - ¿Hubo alguna vez egoísmo más
despiadado y perverso? ?

Así que el pobre de Ferrum Phosphoricum daba vueltas noche tras noche con
reumatismo, esto cuando el dolor le daba en un lugar que le permitiera
caminar. Su reumatismo era de los que brincaba de articulación en
articulación y cuando le daba en la cadera, rodilla o tobillo, caminar era
imposible. Tenía violentos dolores en el brazo y hombros derecho, eran
dolores tirantes y desgarrantes que se mejoraban con movimientos suave y
era tan sensible al tacto que no podía soportar el saco puesto. La
articulación estaba roja e hinchada y los dolores eran insufribles. Tenía
dolores en las muñecas y los dedos contraídos, una articulación tras otra
era atacada, estas estaban hinchadas, abultadas pero no muy rojas; dolores
severos en las rodillas que le bajaban hacia las piernas; Pies hinchados,
sensibles al tacto y un terrible y constante dolor en todo el pie y
tobillo. Además de todo el dolor, tenía fiebre alta, la cara roja y el
pulso rápido, todo esto, junto con la severidad del dolor, no lo dejaba
dormir por las noches y todos los días entre 4 y 6 de la mañana sudaba
copiosamente lo que aumentaba el dolor ya de por sí agudísimo. No podía
contener las lágrimas, Ferrum Phosphoricum era muy sensible al dolor. Ahí
estaba el pecado del padre cayendo como una maldición sobre el hijo.

Durante el invierno de 1889 y 1890, nuestro primer año de gripe (influenza)
Ferrum Phosphoricum estuvo enfermo. Sus síntomas eran muy parecidos a los
de su viejo catarro de pecho. Estaba muy postrado por la enfermedad y nunca
pareció recuperarse completamente aunque podía andar de aquí para allá. Al
pasar el tiempo, se hizo notorio que estaba nervioso y que se debilitaba
día tras día, profusos sudores nocturnos parecían  debilitarlo; estaba
inquieto por las noches y se sentía cansado con deseos de acostarse durante
el día. Después de comer, le daba una tos seca, no prolongada y vomitaba la
comida.

En lugar de las muy brillantes y rojas mejillas, la cara aparecía pálida y
cetrina excepto por las tardes o cuando tenía dolor, entonces el ya
conocido rubor regresaba a las mejillas. Si recordamos su naturaleza
hemorrágica, puesto que ha sangrado por caso todos los orificios de cuerpo,
no nos sorprenderá saber que la tos hizo que le saliera sangre clara y
brillante o que en cada esfuerzo o que cada vez que sale aire frío, el
esputo se teñía de sangre. No se necesita ningún diagnóstico para revelar
el significado de todo esto. Esa terrible enfermedad, tuberculosis, tisis
la cual tan rápidamente mató al padre y a la madre, se atenuaba de vez en
vez en Ferrum Phosphoricum pero el final era inevitable.

Ferrum Phosphoricum, la inocente víctima, ciertamente estaba muriéndose.
¿Quién era el asesino? ¿Fue la generación de antecesores cuya ignorancia
apiló montañas de psora que le esperaban? ¿Fue el padre, cuyo pecado lo
maldijo con Sicosis? ¿Fue la enfermera que suprimió los problemas en los
ojos o fue el remedio aunque la naturaleza se lo gritó durante toda una
vida de sufrimiento?.

¿No es el médico el responsable de todos los de todos los sufrimientos
innecesarios que vienen después de que la naturaleza ha dicho claramente el
remedio? Si algún médico sabio le hubiera dado al bebé, Ferrum
Phosphoricum, - el remedio correcto ? la fuerza vital se habría restituido
a su orden natural y él se habría escapado de su herencia.

¡Vaya grito el que se eleva de los pequeños que sufren contra esos médicos
que teniendo ojos no ve y teniendo oídos no oyen lo que la naturaleza les
está diciendo! Cuando la naturaleza puede redimir a la sufriente humanidad,
¿Qué castigo es lo suficientemente grande para el pecado de la ignorancia
en aquellos cuya ignorancia aumenta la ya muy pesada carga de las víctimas
inocentes?.

* - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * - * -
*

UN DIA DE ACCION DE GRACIAS EN CASA DE LA ABUELA CARBO

Había una gran excitación en la vieja mansión Carbo. Era el día de Acción
de Gracias y en esta fecha en particular, la familia Carbo iba a tener una
reunión. Cuando se enviaron las invitaciones nadie pudo encontrar las
direcciones de Bismuthum Carbonicum, Cuprum Carbonicum, así que se vieron
obligados a no incluirlos en la lista, pero todas las otras ramas de la
familia fueron invitadas.

Manganum Carbonicum había caído en un estado de abatimiento, estaba
deprimida, ni siquiera la música alegre la animaba y en relación a la
comida, le tenia aversión, siempre tenía la sensación de que había comido
demasiado. Las molestias y fastidios de la vida eran demasiado importantes
para ella de tal manera que no podía permitirse ninguna clase de diversión,
así que declinó la invitación y envió sus disculpas lamentando no asistir.

La Sra. Plumbum Carbonicum se había identificado e integrado tanto a la
familia de su esposo que ya casi no se le podía diferenciar de un Plumbum.
Había perdido todo el interés en la familia Carbo, así que también se
disculpó por no asistir. A excepción de ellos de todos los demás miembros
de la familia asistieron.

Debían haber visto a la querida abuelita Carbo Vegetabilis junto con su
hermana gemela Carbo Animalis, recibiendo a sus invitados. Ella no estaba
muy fuerte, pobrecita, tomaba su acostumbrada siesta en su silla favorita
cuando el clamor de los huéspedes que llegaban, la despertó; tomó su
abanico y se apresuró a subir al porche para recibirlos. La pobrecita
sufría de asma y siempre llevaba su abanico consigo aún cuando salía fuera
de la casa. La abuela tenía una voz débil que pronto se le acabó a resultas
del esfuerzo, así que su saludo era expresado por una sonriente cara pálida
y dejó que fueran los jóvenes los que hablaran. La tía Carbo Animalis no
era más fuerte que la abuela Carbo Vegetabilis nunca había tenido mucha
fuerza o energía y ahora en la vejez había desarrollado un carcinoma, cosa
que ciertamente no mejoraba su estado, pero en la unión estaba la fuerza, y
fue necesaria la unión de las fuerzas de las dos viejecitas para hacer
justicia a la ocasión.

Un buen grupo de hijos, nietos, sobrinos y sobrinas llegaron corriendo a
saludar a la vieja damas.

La gordita Amonium Carbonicum con sus escrofulosos hijos, la histérica
Baryta Carbónica con su pobrecito hijo enano,  enano de mente al igual que
su cuerpo. Calcárea Carbónica, hermosa, gorda, y fofa, débil, flácida, con
sus gordos y tercos hijos; la asmática y de cabello negro Kali Carbonicum,
débil a pesar de su obesidad, sin hijos, aunque no era su culpa; la débil
de vista Lithium Carbonicum, la nerviosa Magnesia Carbónica, irritable como
siempre; Natrum Carbonicum por esta ocasión había hecho a un lado su
desagrado por el ejercicio y el aire libre y, Stramonium Carbonicum con sus
bien arropados, habían venido todos a celebrar esta día de Acción de
Gracias con la abuela Carbo.

La cena estaba lista pero los huéspedes estaban un tanto retrasados para
sentarse a la mesa, ya que los niños, después de una hora de juegos,
necesitaban un poco de limpieza para estar presentables. Ocurrió que, por
ser los pequeños Amonium Carbonicum tan hemorrágicos por naturaleza, y
también porque resultaron tener una gran aversión a ser lavados, a la hora
que comenzó el proceso de limpieza, les empezó a sangrar la nariz y
comenzaron a llorar. La abuela trató de callarlos sobornándolos con azúcar,
que les encantaba, finalmente la Sra. Amonium Carbonicum logró detener la
epistaxis y con las caras llenas de manchas rojas, manos azules y venas
hinchadas pero limpias, estuvieron al fin listos.