Toxemia Corporal

Medico Homeopata en Madrid.

Tratamiento homeopatico de las enfermedades crónicas en Madrid

EMUNTORIOS Y TOXEMIA

Los órganos depurativos

Dado que un pequeño volumen de fluidos corporales debe atender las necesidades de tanta cantidad de tejido celular, no basta con un eficiente sistema circulatorio y un sistema de irrigación diferenciada. Aquí aparece el tercer factor necesario para la correcta función celular: la limpieza de los fluidos. Por lo tanto, uno de los principales objetivos del organismo, será mantener la pureza de los líquidos internos. Estos fluidos, como si fueran una red cloacal, reciben los desechos generados por billones de células; además, millones de células muertas son volcadas cada día a la sangre y la linfa. A todo esto se suman la multiplicidad de venenos y sustancias tóxica que ingresan al cuerpo por medio de las vías respiratoria, digestiva y cutánea.

Para hacer frente a semejante tarea, el cuerpo dispone de varios órganos especializados en esta función y que luego analizaremos en detalle: intestinos, hígado, riñones, piel, pulmones y sistema linfático. Son los llamados emuntorios. Cuando todos trabajan en modo normal y el volumen de desechos no supera la capacidad de procesamiento, el “terreno” se mantiene limpio y las células pueden funcionar correctamente. Esto significa que estamos en presencia de un organismo eficientey, por ende, de una persona saludableágilvital.

Pero si los desechos superan la capacidad de los emuntorios y éstos comienzan a funcionar deficientemente, el “terreno” se carga progresivamente de toxinas y el funcionamiento orgánico se degrada paulatinamente. La sangre se pone densa y circula más lentamente por los capilares. Los desechos que transporta la sangre, pasan a la linfa y al plasma intracelular. Más tiempo se mantiene esta situación, más se contaminan los fluidos. Llega un momento en que las células están sumergidas en una verdadera ciénaga que paraliza los intercambios. El oxígeno y los nutrientes no pueden llegan a las células y éstas experimentan graves carencias.

Por otra parte, los residuos metabólicos que regularmente excretan las células, al no circular, aumentan aún más el grado de contaminación de los fluidos. Los desechos comienzan a depositarse en las paredes de los vasos sanguíneos, reducen su diámetro y esto disminuye aún más la velocidad de circulación e irrigación.

Aquí está la explicación de la generalizada, mal entendida y demonizada hipertensión: nuestra sangre suciaespesa es la que obliga al corazón a bombear con mayor presión a fin de compensar la menor irrigación. En definitiva, la tensión elevada es un simple mecanismo defensivo del cuerpo, a fin de mantener las funciones normales pese a la toxemia crónica.

Sin embargo, tratamos de “idiota” a nuestro sistema circulatorio, ingiriendo medicamentos hipotensores (para reducir la presión); cuando lo lógico sería depurarfluidificar la sangre. Así nos ahorraríamos, no solo los fármacos, sino también el terrible gasto de energía que significa para nuestro organismo la improductiva tarea de elevar la presión sanguínea. ¿Acaso no es esta la causa de tanta fatiga crónica en la población?

Pero sigamos con los perjuicios que genera la acumulación de toxinas en los fluidos corporales: obstruye los emuntorios, dificulta su tarea, congestiona otros órganos y bloquea las articulaciones. Los tejidos se irritan, se inflaman y pierden flexibilidad; se esclerotizan. En este contexto, las células no pueden realizar su tarea específica y tampoco los órganos por ellas compuestos. Estamos en presencia de una persona enfermadesvitalizadaanquilosada. El tipo de enfermedad dependerá simplemente de cuales órganos se encuentren mas afectados y en que grado. El espectro puede ir de una bronquitis crónica a un cáncer. Estos procesos degenerativos no se producen de la noche a la mañana, ni son la consecuencia de un solo exceso: requieren años de acumulación.

Ante todo, ya podemos entender el valor relativo de los modernos diagnósticos que sugieren la focalización del problema en una parte pequeña de nuestro organismo. Nunca puede estar mal una partebien el resto. Esa “parte defectuosa” es solo la expresión más aguda del estado general del organismo. Por ello es obvia la inutilidad de luchar contra un síntoma o contra un parámetro determinado (glucosa, presión, colesterol, etc). Es correcto aliviar el sufrimiento puntual, pero sin olvidarnos que debemos operar sobre todo el ámbito corporal.

Una anécdota familiar -que pese a mi niñez, quedó grabada a fuego en la memoria- sirve para ejemplificar cuan a menudo la ciencia tradicional pierde la visión de conjunto, al focalizarse en las partes del organismo. Tenía un tío internado desde hacía varios días y su estado no hacía más que empeorar, pese a que estaba en mano de equipo de renombrados médicos que intentaban distintas terapéuticas farmacológicas. Como su estado se hacía cada vez más grave, vino a verlo desde lejos su madre, mi bisabuela.

Esta anciana norteña, tenía sabiduría intuitiva y unos ojos vivaces. Apenas entró al cuarto del enfermo, sus hijas, con la ayuda del médico presente, la pusieron al tanto de las novedades, destacándole la impotencia pese a los infructuosos y costosos intentos realizados. En medio de tanta terminología médica y palabras difíciles, mi bisabuela preguntó con su característico acento guaraní:“¿Cuánto hace que no va de cuerpo este muchacho?” El silencio fue sepulcral. Dilatadas miradas se cruzaban en el aire y nadie tenía respuestas. Hacía una semana que el tío no movía los intestinos… y nadie había reparado en ello!!! Demás está decir que tras una voluminosa enema, comenzó el rápido proceso de recuperación del tío, quién fue dado de alta días después y se recuperó sin mayores problemas.

Extraído del libro “Cuerpo Saludable”

Fuente: http://www.espaciodepurativo.com.ar/

El Significado de la Enfermedad

El Significado de la Enfermedad

 

Aparecen nuestras dolencias al azar para transformar nuestra estancia en la tierra en una dolorosa prueba, o tienen un mensaje oculto? En este último caso, ¿el descubrir un significado profundo de la enfermedad puede  hacernos avanzar en el camino del conocimiento?

Para nosotros, homeópatas, la segunda hipótesis es la válida. Consideramos la vida terrestre como un recorrido iniciático en el transcurso del cual hay que resolver cierto número de problemas, como peldaños que se han de subir o bajar.

Frente a cada peldaño, se produce un nuevo desequilibrio, se plantea una nueva pregunta. Si conseguimos responderla, todo va bien; si no, se instala el desequilibrio que constituye el lecho de la enfermedad.

 

Homeopatía Curiosidades

Homeopatía Curiosidades

LEDUM 9 CH, en tomas de 3 gránulos media hora antes del desayuno, almuerzo y cena, una semana antes de ir de vacaciones al campo, ahuyenta los mosquitos ?

APIS 9 CH, baja rápidamente la inflamación de las picaduras de abejas, si tomas 2 gránulos cada 10 ó 15 minutos ?

MATICO TM 4% (25 gotas 3 veces/día) reduce la tasa de triglicéridos entre un 60 y un 75% en 3 ó 4 semanas de tratamiento ?

…Hay ciertas personas hiperexcitables a los ruidos, y sobre todo cuando oyen rasgar un papel o el choque de dos objetos metálicos –por ej. cuchillo y tenedor– su agresividad es tal que son capaces de matar ?

ASARUM EUROPEUM 9 CH, 3 gránulos, 3 veces al día, durante una semana, regularizará esa tremenda irritabilidad.

SILICEA 15 CH, 2 tomas de 3 gránulos al mes evita las caries de los niños de manera muy eficaz ?

CANTHARIS 30 CK, tomado antes de arribar a la playa te hace resistente a las quemaduras del sol y puedes disfrutar por más tiempo ? (propuesto por Roberto – hahnnemancito, de México)

BRYONIA y APIS son grandes aliados en los edemas inflamatorios que empeoran por el más mínimo movimiento ? Bryonia 6 CH y Apis 15 CH, para una correcta sinergia. Ambos medicamentos se alternarán (empezando por Bryonia) a cada hora, espaciando las tomas según se vaya presentando la mejoría.

…lo que no cura ARNICA por completo lo cura LEDUM? Veamos un traumatismo “Arnica” que tras reabsorber el hematoma queda un cerco amarillento sucio, dolorido, “traumatismo curado a medias…” LEDUM completará la curación de forma rápida sin dejar rastro.

MERCURIUS SOLUBILIS actúa de manera excepcional en dolores tibiales nocturnos que se agravan con el frío húmedo ? y que…

MEZEREUM es igualmente excepcional para dolores del periostio de los huesos largos que empeoran por la noche y con el calor ?

RHODODENDRON tiene acción sobre los dolores del aparato locomotor (músculos, ligamentos y tendones) que son de carácter errático, muy sensibles a las variaciones eléctricas de la atmósfera y que mejoran con el movimiento y el calor seco ?

BARYTA CARBÓNICA 9 CH ha probado su eficacia en la demencia senil ? y…

LYCOPODIUM 15 CH en la dislexia ?

CALCOPIRITA aur. D8 y BORNITE D8, alternados, frena el proceso de la piorrea (piezas dentarias que se mueven)? Bornite actúa como buen antiinflamatorio y Calcopirita aurífera pone en orden toda la boca. Una hora antes del desayuno, tomar 1 ampolla (vía sublingual) de Bornite, y a media tarde, 1 ampolla de Calcopirita. ¡Excepcional! (Mantener el tratamiento al menos 2 meses aunque se haya normalizado mucho antes.)

En la pérdida de memoria…:

ACIDUM PHOSPHORICUM 5CH y ALUMINIO D8 ejerce un fantástico efecto de rententiva para los estudiantes ? Si lo toma de manera regular en épocas de exámenes, es capaz de memorizar páginas y páginas y más páginas… ¡ Contrastado !,y sin contraindicaciones o efectos secundarios.
Media hora antes del desayuno y media hora antes del almuerzo, chupar 3 gránulos de Acidum Phos. 5 CH, y a media tarde 1 ampolla sublingual de Aluminio D8.

RHODODENDRON, cuando los pensamientos simplemente desaparecen.

LYCOPODIUM 15 CH su preocupante pérdida de memoria siempre le hace fruncir el ceño.

COCCULUS: lentitud de pensamiento y concentración.

APIS MELLIFICA: llora y gimotea ante la pérdida de memoria con gestos torpes.

CAUSTICUM 15 CH, en la persona mayor con mala memoria que empeora cuando intenta pensar. Gente muy compresiva con los problenmas de los demás.

Problemas auditivos…:

CAUSTICUM 15 CH, zumbidos y sensación de que la voz reverbera.

NITRICUM ACIDUM, cuando la sordera aumenta en lugares ruidosos; es posible que note punzadas de vez en cuando.

CHINA OFFICINALIS, sordera, zumbidos y dolor de oídos en un terreno tuberculínico o persona debilitada.

——————0——————

PHOSPHORUS 9 CH para la persona que habitualmente tiene pesadillas ?

NAPHTALINUM 5 CH y CONIUM MACULATUM 9 CH, alternados, es capaz de hacer desaparecer las cataratas ?

PULSATILLA 15 CH para el dolor de estómago, con la característica de que el sabor de la comida permanece durante mucho tiempo ? y…

PULSATILLA 15 CH, cuando nota la sensación de tener una piedra en el estómago ?

AUTOHEMONOSODE. Dr.Esteban B.Sánchez

AUTOHEMONOSODE

Dr.Esteban B.Sánchez.

drsanchez.jpg (10733 bytes)

¿La Sangre Cura?
¿Por qué y en qué Enfermedades Actúa?

Su capacidad Autocurativa
Desde que existió el primer hombre y enfermó, trató de curarse echando mano de cuanto elemento vegetal, animal o mineral encontró a su alcance, atribuyéndole la propiedad de curar o al menos de aliviar sus males.


Pasaron por la “botica” de su imaginación, los jugos p infusiones de hojas o raíces, los venenos o secreciones de glándulas u órganos animales, los derivados minerales, posteriormente las combinaciones químicas y hasta la más reciente y actual farmacopea contemporánea que linda ya, según las mas autorizadas opiniones, con la casi perfección, lo que daríamos en llamar la tan ansiada “panacea”, “el curalotodo” de la jerga corriente, de lo que aún estamos muy lejos de alcanzar pese a nuestros grandes adelantos y no menos reconocidos esfuerzos en la búsqueda incansable de la curación del enfermo
Lo que ocurre, es que se confunde a diario el término “mejoría” con “curación” y muy frecuentemente todo paciente aquejado de un dolor, cree haber curado su enfermedad, como equivocadamente llama a ese síntoma, tomando una simple aspirina, que en verdad solamente ha calmado o borrado el síntoma dolor, consecuencia final de todo un cuadro clínico mucho más complejo e importante y que es en realidad el que hay que diagnosticar y tratar para poder decir que hemos curado al enfermo.
Por tal motivo, cada vez que nos preocupe un malestar tanto en el orden físico como en el funcional o psíquico, pensemos que algo anormal está ocurriendo en nuestro organismo y no nos contentemos con pensar que fue una simple indisposición por causa digestiva o una contrariedad en el medio ambiente en el que nos desenvolvemos, o tantas otras razones del vivir diario, porque aún así, esas simples motivaciones que aparentemente no tienen más importancia que las que uno le quiere dar, terminan somatizándose, es decir produciendo un espasmo coronario, infarto, ataques de presión, etc. si es que el organismo reacciona en forma aguda; o en el mejor de los casos, cuando la respuesta se hace lenta pero acumulativa, se exterioriza a manera de úlcera gástrica o duodenal, de psoriasis, asma, alergia o tantas otras de las llamadas enfermedades psicosomáticas que día a día van en sorprendente aumento a expensas de las tensiones que vive nuestra sociedad a despecho de la lucha profesional en favor de la solución de estos florecientes cuadros clínicos de origen psíquico.
Nada hace más enfermos que la ansiedad y angustia que vive el hombre en nuestros días.
Fue ampliamente superada la lucha enfermedad-enfermo respecto a las enfermedades infecciosas que otrora tantas vidas cobrara, como así también aquellas relacionadas con fenómenos carenciales y tantas otras que la medicina actual ha sabido superar en forma casi definitiva.
Y porque no decirlo, los sorprendentes beneficios obtenidos por la medicina preventiva gracias a los sueros y vacunas, todos ellos hermanados con la HOMEOPATIA desde sus comienzos, ya que es la capacidad inmunológica del organismo frente al ataque de la enfermedad, la que nos lleva a la superación del mal y merced a esa capacidad autodefensiva llamada por los antiguos Natura Morborum Medicatrix, es que logramos la verdadera curación. Unica en verdad si respetamos las leyes que rigen al universo y al hombre y su natural manera de vivir dentro de él y de sus leyes universales incontrovertibles.
Es por ello que pasaré revista en forma somera y para conocimiento de quienes deseen conocerse más a sí mismo, el porque de la capacidad autocurativa de cada individuo y como lograrla.
Siempre recuerdo la experiencia obtenida en una sala de maternidad hace casi 20 años, inyectando sangre de mujer embarazada de no menos de 5 meses de gestación, en pacientes asmáticos. Los resultados en algunos casos fueron realmente sorprendentes, pero la imposibilidad de continuar mas observaciones por tener que abandonar la sala al iniciarme en mi práctica homeopática, también dejó trunca la posibilidad de haber agotado ése estudio y su real alcance en cuanto a la terapia del asma y su curación por medio de sangre entera fresca, como así se la llama, al ser inyectada apenas obtenida de la vena del dador, pues mucho tiempo antes, ya se trataba el eczema constitucional del niño con sangre de la misma madre, práctica que se abandonó hace tiempo, pero no carente de base científica, aunque aparezca a nuestra vista como un tanto cuenta o cuanto menos mítica a “prima facie” pero que también tuvo sus adeptos, incluyéndome entre ellos.
También, la Autohemoterapia, vieja práctica que tuvo su época, ocupó un lugar importante en la terapia con sangre entera, obtenida del mismo paciente, de la vena del pliegue del codo e inyectada por vía intramuscular, sin que mediara preparación alguna, ni del enfermo, ni de la sangre, ya que la finalidad era utilizar su misma capacidad “Inmunodefensiva” en la búsqueda de su curación. Se la empleaba más específicamente, en las forunculosis y ciertas enfermedades de la piel y alergias en general.
Esta técnica fue abandonada como tantas otras, por no haberse obtenido curaciones que justificaran el uso de la misma.
También con sangre entera de dador sano, se han observado curaciones poco menos que espectaculares en el tratamiento del reumatismo y sus diversas formas clínicas . Esta técnica la perfeccionamos ya, hace veinte años con el Dr. Moia (Médico biólogo, Jefe del Laboratorio del Hospital Diego Thompson de San Martín). Y posteriormente, gracias a la colaboración del los esposos Dres. Amicone, pude emplear la sangre Oxigenada e Irradiada por el método del Dr. F. Wherli, quién utiliza la sangre de dador correctamente seleccionado e historiado, y la somete a una técnica de preparación por medio de una aparato ideado para tal fin, donde la sangre burbujea en un recipiente de vidrio neutro y de tensiones equilibradas donde se aloja una lámpara de rayos ultravioletas con filtro de cuarzo y de baja presión, donde se irradia uniformemente cada una de las burbujas de sangre contenidas en el recipiente.. Bajo la presión balanceada de la cámara surtidos, las burbujas van precipitándose al balón preceptor luego de haberse irradiado, tomando la sangre en este recipiente, su aspecto habitual.
La inyección de ampollas de sangre Oxi-irradiada, actúa merced a la acción de los rayos ultravioletas filtrados sobre la sangre que forma nuevos cuerpos químicos llamados Peróxidos que poseen la propiedad de activar los procesos oxidativos endocelulares, es decir, que actúan como fermentos respiratorios celulares, que a su vez actúan a nivel celular en el paciente a tratar. Este adelanto en la técnica de preparación de la sangre, me permitió obtener resultados hasta entonces jamás logrados, ya que, a la acción inmunodefensiva de la sangre entera, se agregaba la acción profunda a nivel celular como reguladora del equilibrio de los procesos oxi-fermentativos, que al romperse son los que conducen a la lesión tisular y a la enfermedad propiamente dicha.
Y ahora me referiré específicamente a un tratamiento realizado con sangre del propio enfermo y que considero como único en su género, me refiero a una técnica de preparación homeopática de dicha sangre que es inyectada específicamente por vía subcutánea y que actúa merced a su acción dinámica, lograda por medio de una técnica que es patrimonio exclusivo de las preparaciones homeopáticas. Me refiero a la sucusión o dinamización Hahnnemanniana, desconocido para quienes ignoran el valor energético desencadenado por los cuerpos que al frotarse entre sí, desprenden una energía específica para cada uno de ellos y que dicha acción dinámica es capaz desencadenar una acción curativa semejante a la enfermedad a nivel celular y humoral, tal cual lo dijéramos anteriormente al hablar de la pérdida del equilibrio de los procesos oxi-fermentativos y su alteración orgánica consecuente.
Para mi sorpresa, grata desde ya, participé del XLIV Congreso Panamericano de Medicina Homeopática realizado en México en la Facultad Nacional de Homeopatía de ese país, en el que el Profesor Dr. Sanchez Barrera presentara un trabajo realmente excepcional sobre el tratamiento con sangre dinamizada del mismo paciente, en algunas enfermedades como: eczemas, asma, reumatismo, etc. y que acompañara de algunas historias clínicas que corroboraban dichos resultados. La sola mención de mi trabajo publicado hacía 3 años con estudios realizados durante casi 20, despertó un interés inusitado, al punto de tener que leerlo en forma especial y fuera de programa, a pedido de las autoridades del Congreso y los colegas concurrentes al mismo, suscitando toda clase de interrogantes y reconocimientos a la labor realizada “soto-voce” durante tantos años, sin apoyo oficial.
Lo mas positivo de todo esto es que el Dr. Sanchez Barrera en México, a casi 20 años después de iniciadas mis observaciones, da a publicidad un trabajo semejante al mío, ignorando mis experiencias anteriores y reafirmando los resultados recientemente referidos.
La técnica empleada era básicamente la misma, con la diferencia que la del Dr. Sanchez Barrera era de mas baja dinamización, manteniendo siempre la misma en todos los casos, tratando de no repetirla si la mejoría del paciente iba en aumento o se mantenía. En cambio, mi experiencia de varios años de observación me permitió perfeccionar la técnica, empleando dinamizaciones progresivas según la enfermedad a tratar y del estado del individuo enfermo. De ahí el nombre de “Auto-hemo-nosode dinamizado progresivo” que sugerí denominar a esta técnica, pues deja implícito el nombre del material empleado, su origen y la forma de dinamización a emplear.
Básicamente, solo los resultados en función del tiempo nos permiten aseverar sobre cual es la dinamización más adecuada a cada caso y si las más altas, las medianas o bajas nos conducen a la verdadera curación.
Puedo asegurarles que ésta técnica de preparación y los resultados que con ella se obtienen, son realmente sorprendentes. Basta mencionar que no hay enfermedades y por lo tanto enfermos que no obtengan mejoría, ya que la inyección subcutánea de su propia sangre, sometida a una técnica de preparación homeopática en su dinamización adecuada siempre, sin excepción, aumenta sus defensas desencadenando un mecanismo inmunodefensivo y de regulación del equilibrio oxi-fermentativo que lo conduce a la curación, por ser este desequilibrio el que lo llevó a su condición de enfermo.
La técnica es simple, extraer sangre del pliegue del codo y una vez sometida al tratamiento mencionado, inyectarla por vía subcutánea profunda en la región deltoidea, es decir, en la parte superior externa del brazo.
Este tratamiento debe ser repetido semanal, quincenal o mensualmente según la enfermedad a tratar y el estado general del enfermo. Cuanto más crónica sea la enfermedad, más frecuentes las aplicaciones, pero más bajas las dinamizaciones, aunque menor el número total de ellas.
Las personas de edad avanzada responden en forma espectacular a este tratamiento, logrando mejoría no obtenidas por ningún otro sistema terapeútico, aún en los casos de arteriosclerosis con trastornos vasculares profundos, en artrosis, reumatismo y todas las enfermedades propias de la vejez.
El asma y alergias en general, incluyendo los eczemas, aún los más crónicos, responden en forma rápida con mejorías y curaciones casi “milagrosas” teniendo en cuenta la rebeldía a todos los tratamientos y de tan pronta respuesta a éste.
La psoriasis, como así también el reumatismo y muchas enfermedades psicosomáticas y del aparato circulatorio, obtienen resultados realmente inesperados.
También su acción alcanza a las enfermedades del aparato neuroendócrino, comprobándose mejorías y aún curaciones en la diabetes, ciertos tipos de bocio, hipogonadismo y muchos casos de obesidad al regular el metabolismo basal alterado.
Todo esto acompañado por dos factores que para los pacientes crónicos es realmente importante, primero, la pronta respuesta al tratamiento, que sin duda alguna resulta un elemento más en favor de su curación por la fe o confianza que renace en un enfermo por demás escéptico ante los frecuentes fracasos vividos en tratamientos anteriores y segundo, por el bajo costo, ya que la repetición del mismo va en relación directa a la mejoría obtenida, es decir, que a mayor mejoría, mayor el lapso entre cada aplicación. La repetición se hace necesaria cuando la mejoría se hace muy lenta o queda estacionaria. Por el contrario, cuan do dicha mejoría es progresiva y constante, las aplicaciones se van espaciando , para ser repetidas nuevamente cuando se haga necesario un nuevo impulso inmunodefensivo desencadenado por la acción dinámica de una dilusión más elevada, regulación que solamente la experiencia logra controlar en su verdadera magnitud.
Hemos logrado por medio de esta técnica de positiva acción terapéutica de base netamente científica a nivel celular, la comprobación irrefutable de la acción dinámica de las diluciones homeopáticas y la aseveración de que es la reacción vital curativa del propio enfermo, la que lo lleva a su primitivo estado de salud.

PSICOHOMEOPATÍA JUNGIANA Y CHAMANISMO

PSICOHOMEOPATÍA JUNGIANA 
Y CHAMANISMO Norberto Litvinoff


Desde tiempos prehistóricos nuestros antepasados chamanes nos legaron un conocimiento que por su utilidad ha perdurado a lo largo de miles de años: la administración de ciertas plantas logran suprimir el apetito, aliviar el dolor, despertar poderosas fuentes de energía, conferir inmunidad frente a agentes patógenos del exterior y del interior, iniciar procesos de curación que culminan exitosamente, despertar cualidades cognitivas o imaginativas de un nivel absolutamente insospechado.

Estas substancias cuyo conocimiento era esotérico solo podían ser usadas por los “medicine men”, no podían caer en manos de neófitos y su manipulación se transmitía bajo reglas estrictas de secreto.

Miles de años después los primitivos alquimistas experimentaron con el mismo propósito a los metales de aquella época, observando qué efectos desconocidos emergían de la ingesta de los metales cuando, a través de un complicadísimo proceso de transformación que llevaba semanas o meses, se trabajaban, se “abrían” y se diluían.

Por supuesto, Paracelso también trabajaba con plantas, las que vinculaba a las enfermedades a través de una conceptualización de corte astrológico. Paracelso popularizó el proceso con su formula de la “Karena”(una gota de la substancia en 64 de alcohol) pero debemos al genio de Hahnemann la divulgación de los procedimientos y las proporciones que constituyen hoy el dinámico campo de la homeopatía.

Gracias a este proceso alquímico/farmacéutico de dinamización es posible experimentar las peligrosas substancias crudas como el opio, la atropa o el beleño sin intoxicaciones peligrosas, solamente presentando una receta en cualquier farmacia homeopática con una prescripción de Opium, Belladona o Hyosciamus, respectivamente.

La homeopatía se ha apoderado así de las plantas que usaban los chamanes, y los metales de los alquimistas como el oro, la plata y el antimonio, haciéndolas accesibles a las masas por un costo básicamente posible, disfrazando sus nombres originales con eruditos términos latinos para no despertar sospechas, ayudándolas a cumplir su tarea de aliviar el humano sufrir y por sobre todo reduciendo espectacularmente sus efectos socialmente peligrosos léase distorsiones cognitivas, perceptivas, alucinaciones, cambios súbitos emocionales, delirios, visiones, sopor, torpeza, cegueras parciales, vómitos, diarreas ,incontinencia urinaria, temblores, etc.

Las patogenesias homeopáticas han demostrado sin lugar a dudas y de manera inapelable que ninguno de estos síntomas se presentan cuando se experimenta con la substancia dinamizada y que los síntomas que recoge el experimentador en los sujetos que se prestan voluntariamente ceden sin complicaciones a los pocos días o a las primeras tomas del antídoto correspondiente.

Cabe preguntarse aquí, y esta es la pregunta clave, ¿esta pérdida de los efectos dramáticos, no será acompañada por un aumento de los efectos sutiles, psicocorporeos, de la substancia dinamizada? Dicho en otras palabras, al reducir y potenciar la substancia, se logra eliminar los efectos mas groseros, del tipo de la intoxicación como alucinaciones, etc., manteniendo, en cambio, las cualidades de otro orden, realmente transformadoras, pero más allá de la conciencia ordinaria, y tanto mas allá, que incluso pasan desapercibidas para el consultante, que de manera general, se niega a reconocerlas, pese la intervención del observador atento y libre de prejuicios.

Vivimos en una cultura que se niega a percibir las profundas modificaciones psicológicas que se presentan ante la ingesta de substancias dinamizadas, lo cual es vivido como algo patológico, sentirse “dominado”, “manejado”, es vivido como algo peligroso desagradable y hasta cierto punto falso o artificial.

Los cambios en el sujeto producidos por la experimentación de las substancias homeopatizadas revelan de un modo incuestionable que el remedio potentizado tiene la capacidad de alterar y transformar nuestros procesos psicológicos más profundos, allí donde se tejen de manera inextricable los sueños, los Mitos, el esquema corporal, la narrativa del deseo, el Yo y la voluntad.

Pero hoy, los modernos terapeutas se avergüenzan de sus antepasados chamanes, reniegan de su origen en el bosque, en la caverna, de sus largas noches observando las estrellas, junto al horno alquímico. Incluso los megalaboratios abjuran también de su pasado. Olvidan que la aspirina nació del sauce (acido acetil “salicílico”) que la penicilina de un hongo (de ahí su nombre “penne”) y desconocen que sus jugosas ganancias son el producto de los sueños de los antiguos alquimistas, verdaderos padres de la química moderna.

La memoria solo queda de una forma muy difusa, presente más en el ritual de sanción que en la conciencia de los participantes. Perdura una división esquizofrénica entre médicos del cielo y médicos de la tierra, entre psicólogos de la mente y médicos del cuerpo.

El milenio actual nos dará muchas sorpresas, una singular es la que nos ocupa ahora: la revaporización de la capacidad transformadora de las substancias, ya no en lo corporal, sino en lo psicológico, en lo mental y comunicacional, quizás más que la desaparición de síntomas, se apuntará al cambio de narrativas.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

..

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

..

.

.

.

.

.

La Universidad de Zaragoza crea la primera cátedra sobre Homeopatía

DOCENCIA

La Universidad de Zaragoza crea la primera cátedra sobre Homeopatía

La vicerrectora de Relaciones Institucionales y Comunicación de la Universidad de Zaragoza, Pilar Zaragoza, y el director general de Laboratorios Boiron, Pascal Blasco, han firmado un convenio para la creación de la Cátedra Boiron de Investigación, Docencia y Divulgación de la Homeopatía, la 32 cátedra del centro docente maño.


Redacción – Viernes, 29 de Octubre de 2010 – Actualizado a las 00:00h.

http://www.diariomedico.com/2010/10/29/area-profesional/profesion/universidad-de-zaragoza-crea-primera-catedra-sobre-homeopatia

La cátedra es la primera relacionada con la medicina homeopática que se pone en marcha en España y entre sus principales objetivos destaca la publicación del Libro Blanco de la Homeopatía, una iniciativa pionera que pretende convertirse en la publicación de referencia para el análisis de esta disciplina y su situación en nuestro país, así como mejorar el conocimiento entre los profesionales sanitarios y la sociedad.

En este documento trabajan varios agentes sanitarios, como sociedades científicas y otras instituciones, y pondrá de manifiesto tanto los aspectos sociológicos como sanitarios de la homeopatía, examinando temas de importancia como las patologías que puede abordar, la fabricación y la presentación de los medicamentos y la actividad docente disponible en España.

Apoyo a la ciencia
Además de esta iniciativa, la colaboración entre la Universidad de Zaragoza y Laboratorios Boiron mediante esta cátedra se centrará en el desarrollo de acciones conjuntas como el apoyo a proyectos de investigación, tesis doctorales y proyectos de fin de carrera relacionados con la homeopatía, la organización de formación continua para los profesionales de la medicina homeopática adaptada a sus necesidades específicas, la concesión de premios y becas, y la organización de diferentes actividades de comunicación y formación.

Dr. Brigth. Cocktail Homeopático.

COCKTAIL HOMEOPÁTICO

Dr. BRIGTH

Cada remedio se sintoniza en su propia frecuencia vibratoria, independiente de¡ tipo de potencia a la cual se prepare.  La potencia enfoca el alcance mientras que la frecuencia ubica el canal de desplazamiento del remedio.

Cuando se administra el cocktail, se desarrolla en el organismo una verdadera red organotrópica de cubrimiento múltiple.  La mezcla de productos no generan nuevas longitudes de onda vibratorio ya que los iones conservan su legítima identidad vibratorio.  Los cocktails se prescriben para patologías crónicas a altas potencias (excepto coronadas) para luego llevarlos a potencias medianas y por último a potencias bajas (ver método Sulp), todos preparados a la misma potencia siempre.

Nuestra experiencia en este tipo de formulaciones homeopáticas es la siguiente, luego de iniciar generalmente, con terapia de nosode (Br-30).

Br-1 Alopecia: Seleníum, Acidum fluorícum, Graphutesm 7hallium sulphuricum.

Br-2 Ansiedad: Aconitum, lgnatia, Arsenícum, Album, Phosphorus, Thuja.

Br-3 Artritis – Reumas: Aliium saliva, Rhus tox., Bryonia, Hydrastis, Spíraea ulmaría.

Br-4 Asma: Arsenicum album, Argentum, Lachesis, Calcarea

Br-5 Bronquitis: Sfibium sulphuratum aurantiacum, Kalíum sulph., Phosphorus

Br-6 Cáncer: Echinacea, Hydrastis, Plantago, Colchícum, Catharantus.

Br-7 Cataratas: Calcarea fluoratum, Platanus occid., Phosphorus, Euphrasía.

Br-8 Celulitis: Vanadíum, Soja lecítinum, Thiomucase, Hamamelis.

Br-9 Cerebro: (Pérdida de memoria, depresión, distonía vegetabva, arterioescierosis).

Phosphoñcum acidum, Anacardium, Luesinum, Conium, Aesculus hippocastanum.

Br-10 Circulación: Equisetum, Hamamelis, Hydrastis, Acidum fluoratum.

Br-11 Corazón: Cactus, Craetegus, Spígelia, Kalium carbonícum
Br-12 Coriza espasmódico: Alííum cepa, Euphrasi.l, Sabadílla, Badiaga, Arsenícum íodatum

Br-1 3 Diabetes mellitus: Phosphorus, Helleborus níger, Arsenicum bromatum, Syzgíum.

Br-1 4 Elephantiasis (wucheria bancrofti): Gallium aparine, Sempervivum, Echínacea, Hídrastis,

Calcium fluoratum, Juglans.  Luego: Coníum, Helleborus, Equísetum.

Br-15 Esclerosis múltiple: Galiium asparine, Calcíum fluoratum, Sempervívum, Ciematí Echinacea,

Apis mellifica, Hydrastis, Graphítís.

Br-16 Escieroderma: Calcarea su,ph., Antimonium crudum, Bryonía, Silícea.

Br-17 Furúnculos (Supuraciones periamigdalares): Phytolacca, Mercurius solubílis ha. Heparsulfuris,

Lachesis, Belladona, Echinacea. Fibromatosis: Thuja, Lapis, Phosphorus.

Br-18 Gastroenteritis: Veratrum, Aloe, TorTnentilla, lpecacuanha.

Br-19 Glándulas endocrinas: Viscum album, Tíroídes, Cimifuga.

Br-20 Hemorroides: Aeusculus, Aloe, Graphítes, Kalíum carbonícum, Hidrastís.

Br-21 Herpes Zoster: Rhus tox, Sulphur, Solanum nmígrum.  Arsenícum album.

Br-22 Incontinencia urinaria: Gelsemium, Plantago major, Sabal, Belladona, Caustium.

Br-23 Intestino grueso (Intestino delgado, estómago): Carbo vegetabilís, Nux vomica, lpecacuanha, Lyc.

Br-24 Insomnio: Valerianicum, Lupulus, Pasfflora, Avena Satíva, Phosforícum acidum, ignatia.

Br-25 Linfatismo: Calcium fluoratum, Sulphur, Aurum metalícum, Graphites.

Br-26 Linfogranulomatosis (Hodkin): Jugíans, Ferrum iodatum, Galium aparíne, Sempervívum, Echinacea,

Phosphorus, Hydrastís, Calcíum fluoratum.

Br-27 Lupus eritematoso: Sempervívum, Clematis, Thuja, Echínacea, Phosphorus, Nítrícum acídum,

Arsenícum album.

Br-28 Meniere (síndrome de, vértigo): Cerebrum, Kalí phosf., Selenium, Coníum, Amica, Cocculus, Petroleum.

Br-29 Menopausia: Lachesis, Sepia, Poligunum sanguinaria, Avena sativa.

Br-30 Nosodes: (Indicado en todas las enfermedades crónicas e infecciosas): Psorinum, Medorrhinum, Sulphur,

Tuberculinum, Bacillinum.

Br-31 Ojos: (cronicidad de cualquier tipo) Passfflora, Viscum album, Juglans.

Br-32 Orzuelos: Staphysagria, Calcium fluoratum, Pulsatilla.

Br-33 Otitis iterativo: Psorinum, Sulphur, Arsenícum íodatum.

Br-34 Otitis purienta: Pyrogeníum, Sílícea, Aur-um muríaticum.

Br-35 Ovaritis: Liflum Lignum, Apis, Paliadíum, Aurum iodatum, Ruta graveolens.

Br-36 Páncreas: Leptandra, Phosphorus, Quassia amara.

Br-37 Próstata: Sabal, Digitalis, Magnesium phosph.,Ciematís erecta.

Br-38 Psoriasis: Suíphur, Psorinum, Arsenicum album, Histaminum.

Br-39 Rejuvenecedor: Cardomomus, Procain, Polen.

Br-40 Riñón: Kali sulph., Sarsaparrilla, Hidrastís, Equisetum.

Br-41 Sida: (Ver lsopatías) C,tharantus, Chiorum, Chlorhidricum acídum, Baptícia.

Br-42 Sistema nervioso: Avena sativa, Valeríana officinalis, Pasíflora.

Br-43 Tuberculosis ostearticular: Silicea, Rhus tox., Bryonía, Carbo vegetabilís, Echínacea.

Br-44 Verrugas y condilomas: Antimonium crudum, Silicea, Natrum sulphuricum, Arsenicum album.

Br-45 Vitiligo: Sepia, Pronotium, Melanina, Dancus carota.

Drenaje con Homeopatía

Drenaje con Homeopatía

El drenaje tiene como objetivo eliminar regularmente las toxinas del organismo. Los remedios drenadores son remedios de estimulación orgánica, que actúan sobre regiones particulares, pero que a menudo también pueden actuar específicamente sobre la eliminación de ciertos productos.

Remedios drenadores:

– remedios drenadores propiamente dichos.
– remedios que actúan sobre el trastorno funcional del enfermo; drenaje funcional
– remedios de fondo que actúan profundamente sobre el terreno del paciente

1. Drenajes orgánico y funcional: Sus acciones se entremezclan

a) DRENADORES HEPATO-RENALES.

– SOLIDAGO
– BERBERIS

b) DRENAJE HEPATO-VESICULAR

– CARDUUS MARIANUS: descarga biliar
– CHELIDONIUM: Dolor de espalda de origen biliar
– TARAXACUM: estreñimiento por insuficiencia hepático-vesicular
– BERBERIS: cólicos hepáticos.
– CHIONANTHUS VIRGINIANA: Hepatomegalia con dolores profundos y subictericia.
– MYRICA: dolores punzantes hepáticos, anorexia. Enfermos con patología postprandial, con pesadez.
– PTELEA: sensación de hinchazón hepática, no se comprueba nada en la clínica.

c) DRENAJE HEPATO-BILIO-DlGESTIVO.

a) con estreñimiento

– HYDRASTIS: Dolor agudo intermitente, irradiación del dolor hacia la espalda.
– MAGNESIA MURIATICA: Hígado sensible a la palpación.
– BRYONIA: gran remedio del lado derecho, con dolores agudos.

b) con diarrea

– CHINA: hígado y bazo
– PODOPHYLLUM: importante drenador hepático. Diarreas asociadas a vómitos, dolores asociados a hipocondrio derecho.
– LEPTANDRA: peso en el hígado y estómago a la vez.
– YUCCA: paciente crónico con congestión y diarrea.
– MERCURIUS SOLUBILIS Y DULCIS: dolor muy fuerte que corta la respiración. Buenos drenadores en estado de esclerosis, a menudo en estados de inflamación aguda.
– RICINUS COMUNIS: congestión, náusea, subictericia, con gran irritación intestinal, sobre todo en niños y ancianos. Individuos con insuficiencia hepática, subictéricos, que presentan hipertensión portal leve, con hemorroides, angiomas cutáneos. Es un buen drenante en caso de hepatalgias con sensación de peso en el estómago.

2) Drenaje general

a) Remedios generales

– sobre mucosas: PULSATILLA E HYDRASTIS
– sobre el recto: SCROFULARIA
– sobre el hígado: CARDUUS MARIANUS Y SOLIDAGO
– sobre el páncreas: SENNA, IRIS VERSICOLOR, NATRUM
MURIATICUM
– sobre los riñones: BERBERIS, FORMICA RUFA, SOLIDAGO
– sobre el útero: HYDRASTIS, SENECIO, HELONIAS, PULSATILLA
– sobre el bazo: CEANOTHUS, BRYONIA, PULSATILLA, NUX

VOMICA, IGNATIA Y RUS. TOX.

b) Remedios específicos de drenaje general

– BRYONIA: articulaciones, coriza
– PULSATILLA
– NUX VOMICA
– IGNATIA
– RHUS TOX.

Con acción sumamente rápida

– ABROTANUM (delgados) (tuberculínicos)
– APIS ( congestión, inflamaciones agudas )
– ARUM TRIPHYLLUM: remedio de las anginas con aspecto de loncha de carne asada, roja, labios secos que se agrietan a nivel de la comisura labial, con llagas o úlceras.
– FERRUM PHOSPHORICUM: (congestión en mucosas y fiebre). Buen drenante en los estados gripales cuando la fiebre es superior a los 38 grados, sobre todo asociado a GELSEMIUM.
– TUSSILAGO: buen drenante pulmonar, en procesos agudos.

c) Drenaje específico de determinadas alteraciones clínico-funcionales

– SOLIDAGO
– BERBERIS
– CHINA
– BARYTA MURIATICA: arteriosclerótica.
– AMMONIUM MURIATICUM: azotemia.
– ACIDUM URICUM: albuminuria y azotema
– SENNA: acetonemias ( asociarlo a Lycopodium)
– SENNA MÁS BELLADONA: si hay congestión por vómitos o diarreas.
– CUPRUM ARSENICOSUM: niños con acetonemia, fiebre, convulsiones y agitación.
– ALOE: para el ácido oxálico.
– URTICA: para el ácido úrico.

– SENECIO: Para el azúcar.

d) Drenaje para la acción antitóxica general:

– PHOSPHORUS: en caso de intoxicación general post anestésicos.Si el paciente refiere que desde entonces su memoria no se ha recuperado. También en la degeneración grasa del higado. También se puede usar CHAMOMILLA
– LYCOPODIUM: para la esfera hepática.

RESUMEN DE LOS REMEDIOS DRENADORES

l) REMEDIOS DE DRENAJE HEPÁTICO

A) SOLIDAGO
B) CARDUUS MARIANUS
C) CHELIDONIUM MAJUS
D) TARAXACUM DENS LEONIS
E) CHINA RUBRA

2) REMEDlOS DE DRENAJE RENAL

A) SOLIAGO es más renal que hepático
B) BERBERIS
C) CHIMAPHILA
D) FORMICA RUFA
E) PAREIRA BRAVA
F) SARSAPARRILLA

Los drenadores hepáticos y renales son los más importantes, pero también existen remedios de drenaje selectivo de órganos que conviene recordar:

ESTÓMAGO: CONDURANGO Y ORNITHOGALLUM: úlceras gastroduodenales que pueden evolucionar.
MUCOSAS: HYDRASTIS.
PÁNCREAS: CHINA, URANIUM NITRICUM, SYZYGIUM, JAMBOLANUM, TARAXACUM.
PIEL: BERBERIS, CHELIDONIUM, SAPONONARIA, VIOLA TRICOLOR, MAHONIA, ZEA ITALICA.
RECTO: RATHANIA.
VENAS: HAMAMELIS, AESCULUS
ARTERIAS: PHYTOLACCA.

ARTERIAS Y VENAS: CROTALUS, LACHESIS.

DILUCIÓN: TODOS LOS DRENADORES SE UTILIZAN ENTRE LA D8 Y LA 5 CH

El Agua Tiene Memoria?

Homeopata Madrid. Homeopatia Madrid. Medico Homeopata Madrid.

“Tal vez debería haber arrojado los datos a distancia”

Jacques Benveniste, 1935-2004

Por ser un científico y creer en sus datos que no podía.

El Agua Tiene Memoria?

La “memoria del agua” es una frase popular que se asocia sobre todo con la homeopatía y Jacques Benveniste [1] y otros a raíz de su trabajo de investigación de alergia [2]. Estos equipos de investigación informó de que los solutos sometidos a un tratamiento físico secuencial y la dilución muestran efectos biológicos diferentes de los que aparentemente el uso de agua sólo los empleados de la dilución. El tema ha atraído una gran controversia con muchos científicos simplemente rechazar de plano sin estudiar las pruebas. El tema ha sido recientemente objeto de una serie de artículos en la revista Homeopatía (julio, 2007) C y ha sido revisado [3]. Aunque hay mucho apoyo para el agua que muestra las propiedades que dependen de su transformación previa (es decir, el agua tiene un efecto de memoria), la evidencia experimental indica que estos cambios se deben principalmente a cambios en la superficie de solutos y se produzcan durante este proceso. Los fenómenos de la memoria corroborada experimentalmente no puede tomarse como el apoyo a los principios básicos de la homeopatía, aunque se pueden explicar algunos de los efectos 3.

¿Es el agua especial?

La principal prueba contra el agua con una memoria es la de la muy corta (PS) la duración delos enlaces de hidrógeno entre las moléculas de agua [4]. Es evidente que en ausencia de otros materiales o superficies (véase más adelante), el patrón específico de los puentes de hidrógeno alrededor de un soluto no persiste cuando el soluto se extrae más de lo que sería un grupo en torno a cualquier molécula de agua especificado, o bien el agua no se sabe cuál de su miríada de solutos pasado tuvo preferencia. De hecho, los átomos que forman la molécula de agua sólo permanecen juntos alrededor de una milésima de segundo en el agua líquida debido al intercambio de protones (véase la ionización del agua). Un estudio reciente muestra que la RMN no estable (> 1 ms,> 5? M) agrupaciones de agua se encuentran en los preparados homeopáticos [5]. Cabe, sin embargo, se observó que la duración de los enlaces de hidrógeno no tiene control sobre la vida de los grupos de la misma manera que una ola del mar pueden cruzar el océano, quedando como una onda y con la dependencia de su historia, pero con su contenido molecular continua cambiando. Además, la concentración de equilibrio de los grupos se rigen por la termodinámica no cinética.

Un documento de extraordinario escrito por el premio Nobel de Luc Montagnier, ha demostrado efectos de memoria en soluciones acuosas de ADN que dependen de las interacciones con el fondo del campo electromagnético. Estos efectos requieren el tratamiento previo y la dilución de las soluciones y se explican como fenómenos de resonancia con nanoestructuras derivados de la DNA y el agua [6].

Cuando se aplica a la homeopatía, la “memoria del concepto de agua” debería extenderse también a la memoria de los preparativos de etanol acuoso, que también se utilizan. La adición de etanol al agua añade un área más importante de la complejidad. Soluciones de etanol en forma de agua que están lejos de ser ideal y muy lento para que se equilibre [7].Aunque generalmente se considera una sola fase, estas soluciones pueden contener varias fases [8] y, más generalmente consisten de una mezcla compleja dominada por el agua-agua y etanol agrupaciones de etanol, donde los puentes de hidrógeno es más larga duración que en el agua solo [9] . También están a favor nanobubble (es decir, nanocavity) la formación [10]. Así, el comportamiento peculiar de soluciones acuosas (como más discutidos en esta página) se acentúa por la presencia de etanol.

Continue reading “El Agua Tiene Memoria?”

Homeopathic Medicine and the Immune System por Dr. Dana Ullman. Ingles

homeopathy-case

Homeopathic Medicine and the Immune System

by Dana Ullman, M.P.H.

Jonas Salk, with both eloquence and simplicity, once stated that there are two primary approaches to treating ill people. He said that there are therapeutic techniques that directly impact specific symptoms, and there are methods that stimulate the body’s own immune and defense system.

Whereas conventional medical treatments today tend to focus on the former goal of treating or controlling symptoms, various natural therapeutics primarily attend to the latter goal of augmenting the person’s own inherent defenses. Although the direct treatment of symptoms often has immediate effects, its benefits tend to be short-term. Because such therapeutic interventions do not usually strengthen the person’s own defenses, the individual remains prone to recurrence of their problem.

In contrast, therapeutic methods that strengthen a person’s immune and defense system has longer term benefit and can prevent recurrence, but the benefit is sometimes achieved more slowly.

These generalizations about therapeutic methods are, however, just that, generalizations. There are plenty of exceptions, but these generalizations create a useful framework from which to evaluate the benefits and limitations of various therapeutic approaches.

HOMEOPATHY AND IMMUNE RESPONSE

Homeopathy obviously fits into the class of therapeutic methods that augment the body’s own defenses. The basis of homeopathy, called the principle of similars, suggests that a microdose of a substance will heal whatever pattern of symptoms this substances causes in large dose. This principle is also observed in the use of vaccinations and allergy treatments, though homeopathic medicines are both considerably smaller and safer in dose and more individualized to the person they are being used to treat.

Although homeopathic medicines are thought to stimulate the body’s own defenses, how they do so remains a mystery. One study published in the European Journal of Pharmacology1 showed that a homeopathic medicine, Silicea, stimulated macrophages (macrophages are a part of the body’s immune system which engulf bacteria and foreign substances). How or why Silicea was able to have this action or why exceedingly small doses of it are so active is unknown. In the same way that physicians and pharmacologists do not understand how many drugs work, we do not understand how homeopathic medicine actually work.

Homeopathic medicine do not simply stimulate the body’s immune system to treat ill people, for they can also calm it when this is necessary for the healing of the individual. An example of this latter effect was observed in a study of the homeopathic treatment of people with rheumatoid arthritis, a condition which is

considered an autoimmune illness. People with auto-immune ailments suffer because their body’s immune system is over-active and it attacks the person’s own cells, not just bacteria, viruses, or foreign substances.

This study on 46 people with rheumatoid arthritis showed that those given an individualized choice of homeopathic medicine got considerably more relief than those given a placebo.2 A total of 82% of those people given a homeopathic medicine experienced relief of pain, while only 21% of those given a placebo got a similar degree of relief.

HOMEOPATHY AND INFECTIOUS DISEASES

Toward the end of Louis Pasteur’s life, he had come to realize that germs may not be the cause of disease afterall, but instead are probably the results of disease. In other words, various bacteria and other infective organisms may be present when there is some type of disease, but infection tends to establish itself primarily when a person’s own defenses are compromised sufficiently to make him susceptible to the infection.

Louis Pasteur’s realization at the end of his life has, however, gone unnoticed by most conventional physicians and by the public at large. When a person experiences an infection, most people think that it is best to take an antibiotic for bacterial infection and an anti-viral drug for viral infection. There are, however, problems with such drugs. Besides the various side effects they cause and the various instances in which they are not effective, even when they are effective, their usage tends to increase the chances of infective agents to adapt to the drugs, thereby reducing the chance that the drugs will be effective in the future.

As Jonas Salk noted, instead of trying to attack a specific problem, another strategy to re-establish health is to attempt to stimulate a person’s own immune and defense system, which is ultimately the approach commonly used with homeopathic medicines.

Most people today do not know that homeopathy actually gained its greatest popularity in Europe and America during the mid- and late-1800s primarily due to the significant successes it achieved in treating people suffering from the often fatal infectious disease epidemics that raged during that time.3 Cholera,

typhoid, yellow fever, and scarlet fever were but some of the infectious diseases that homeopathic medicines were exceptionally effective in treating.

These natural medicines were not effective because they “attacked” the infective agent but because they stimulated the body’s own immune and defense system to defend and heal itself.

IDEAL MEDICINES?

There are no specific homeopathic medicines which are thought to be more effective than others in augmenting a person’s own immune and defense system. Each homeopathic medicine is thought to be effective when it is properly prescribed. The trick is to find the correct homeopathic medicine that fits the

person’s unique pattern of symptoms.

For instance, Arsenicum album (white arsenic) is a very common homeopathic medicine. There are numerous acute and chronic conditions for which it is effective in treating, ranging from food poisoning and digestive disorders, to fatigue and various anxiety states, and to asthma and insomnia. Arsenicum album is not effective because it has antibiotic properties or stimulating or sedative effects. It is effective according to basic homeopathic principles because it has the capacity to heal those specific patterns of symptoms it is known to cause if taken in large dose. Arsenicum album will not be effective in treating

a person whose symptoms do not match the symptoms that arsenic is known to cause.

There are various books that help people to find the correct single homeopathic medicine. This individualization of medicine is sometimes easy and sometimes hard. If a person does not know how to find the correct remedy or if this medicine is not readily available, it is often useful to use one of the various homeopathic formulas available to the general public.

Although some authors, including myself, have accidently described homeopathic medicines as immunostimulating drugs, it may be more accurate to refer to them as immunomodulating drugs (drugs that stimulate a depressed immune system and that tone down an overactive immune system).

Immunomodulating effects from drugs may be the ideal effect that drug companies and physicians have longed for. Ironically, these drugs have been with us for a long time. Indeed, it is time to further investigate homeopathic medicines.

REFERENCES

Davenas B, Poitevin, Benveniste J. “Effect of Mouse Peritoneal Macrophages of Orally Administered Very High Dilutions of Silica,” European Journal of Pharmacology, 135 (April, 1987): 313-319.

Gibson G, Gibson SL, MacNeil AD et al., “Homoeopathic Therapy in Rheumatoid Arthritis: Evaluation by Double-Blind Controlled Trial,” British Journal of Clinical Pharmacology, 9(1980):453-459.

Ullman D. Discovering Homeopathy: Medicine for the 21st Century, Berkeley: North Atlantic, 1991,

39-40.